829-917-7231 | 809-866-3480

Dictan prisión preventiva para monja argentina por presuntos abusos a menor

Por EFE Jueves 5 de Enero, 2017

EL NUEVO DIARIO, Buenos Aires. 5 ene (EFE).- La Justicia de la provincia argentina de Salta (norte) ordenó hoy la prisión preventiva de la exreligiosa María Alicia Pacheco como presunta autora de un delito de abuso sexual, hace más de una década, hacia una niña de 13 años, informaron fuentes judiciales.

Este hecho se suma al de dos sacerdotes del instituto religioso Discípulos de San Juan Bautista, el mismo al que pertenecía Pacheco, que fueron acusados por un exnovicio y una exreligiosa de ese centro de abuso sexual y violencia verbal y psicológica entre 2009 y 2013.

Según señaló hoy el Poder Judicial de Salta, la jueza de Garantías María Victoria Montoya hizo lugar al pedido de la Fiscalía y ordenó la prisión preventiva de la exreligiosa, detenida desde el 30 de diciembre pasado.

Pacheco está acusada de abusar de una joven que al momento de los hechos denunciados -entre 2004 y 2005- tenía 13 años y formaba parte del Instituto creado por el sacerdote Agustín Rosa, uno de los religiosos investigados y detenido desde el 21 de diciembre, añade la agencia estatal de noticias Télam.

En su resolución, Montoya calificó provisionalmente la conducta de la imputada por "abuso sexual gravemente ultrajante" por la duración en el tiempo y por las circunstancias de su realización, "agravado por ser ministro de culto".

Además, requirió informes del Servicio Médico, Servicio Social y al Departamento de Psicología del Poder Judicial.

La denunciante había expresado que Pacheco colaboraba en el instituto y cuando ella tenía 13 años inició, relata Télam, "un acoso sistemático", además de hechos de abuso sexual "en forma continuada" en su domicilio y en las instalaciones de la parroquia de la Santa Cruz, asignada a esa comunidad religiosa, hasta que decidió desvincularse de la congregación.

En su resolución de hoy, la jueza remarcó que la medida de prisión preventiva se fundamenta "en los peligros de fuga de la imputada y de entorpecimiento de la investigación".

En un comunicado divulgado el 21 de diciembre, el Arzobispado de Salta dijo que cuando recibió las denuncias, en abril de 2015, procedió de acuerdo con lo establecido por las leyes eclesiásticas y envió la documentación correspondiente a la Santa Sede.

"Frente a la decisión de algunos exmiembros de los Institutos de presentar las denuncias en el ámbito civil, corresponde a dicho fuero actuar en consecuencia. El arzobispado procederá de acuerdo a lo que se le solicite", añadió en el texto, en el que manifestó su "profundo dolor" con todos los fieles y en particular "con aquellos involucrados en estos acontecimientos".

"Rogamos al Señor que el pronto esclarecimiento de la verdad permita alcanzar la Justicia", remarcó el Arzobispado.

Ya en 2015, el Vaticano intervino a los Discípulos de San Juan Bautista, desplazó de la conducción del instituto a sus superiores, incluido Rosa, y abrió una investigación sobre los manejos financieros de la institución religiosa.

Estos casos de abusos se suman a otro iniciado a comienzos de noviembre de 2015 en la provincia de Mendoza (oeste) y en el que varias personas, entre ellas sacerdotes, son investigadas por abuso sexual a niños de un instituto para sordomudos. EFE