Día Mundial de la Madre Tierra

Por María Hernández

El Día Mundial de la Tierra o Día de la Madre Tierra o también Día del Planeta Tierra, como se le denomina a este 22 de abril, encuentra al mundo, aun, luchando por deshacerse de una pandemia, como el COVID-19, que ha hecho que la humanidad invierta recursos que nunca pensó que se gastarían en el renglón salud y que a pesar de ello sigue cobrando víctimas a nivel mundial.

Aparentemente, solo las naciones del norte de Europa se mantienen pendiente al cambio climático que desde hace años ha comenzado a experimentar daños en los diferentes ecosistemas de nuestro planeta, con políticas de Estado claras en torno al manejo de los desechos sólidos, sobre todo el plástico, que ha demostrado que lacera profundamente el fondo de nuestros mares eliminando grandes y pequeñas criaturas que hacen vida en el interior de los océanos.

Naciones como Haití, no tienen tiempo para pensar en cambio climático y el problema de la tierra, enfrascados en una lucha social sin precedentes y que parece no tener fin.

En Brasil grupos de nativos mantienen posiciones firmes por preservar la naturaleza de sus bosques ante la tala indiscriminada de árboles y la expansión de territorios para erigir nuevas infraestructuras que amenazan con poner fin, en pocos años, a la selva amazónica.

La tierra está pidiendo a gritos un cambio en el comportamiento de las personas que con sus malas prácticas están poniendo en peligro el futuro de la humanidad en el planeta.

Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), si no se producen cambios en el accionar medioambiental de las diferentes naciones que conforman la Tierra y solo confiamos en los compromisos climáticos actuales del Acuerdo de París es posible que las temperaturas aumenten 3,2 °C en este siglo. El planeta tiene en la actualidad un calentamiento 1,1 °C un fenómeno que ha devastado familias, hogares y comunidades, de acuerdo a datos muy recientes.

El Día de la Tierra, que se conmemora cada 22 de abril, fue declarado así en 2009 por la ONU. Aunque, de acuerdo al Programa para el Medio Ambiente de esa entidad, el primer Día de La Tierra tuvo lugar años atrás, en 1970, cuando unos 20 millones de personas salieron a las calles de Estados Unidos a protestar por lo que ellos consideraban una crisis ambiental como era derrames de petróleo, el smog y la contaminación de los ríos, entre otros.

“Fue uno de los eventos cívicos más grande del planeta en esa ocasión y obligó a que los gobiernos tomaran medidas concretas, que incluía la aprobación de las leyes ambientales y del establecimiento de agencias que trabajan con el medio ambiente. Además de todos esos resultados concretos, ese evento demostró cuánto se puede lograr cuando las personas se unen y exigen acción”, dijo Naciones Unidas en el contexto de esta fecha.

En su mensaje de este día la ONU reflexiona sobre la recuperación de la pandemia de COVID-19 y observa que la misma ofrece una oportunidad para que el mundo emprenda un camino más limpio, ecológico y sostenible que pueda salvar el planeta.

Cada año, la Tierra pierde 10 millones de hectáreas de bosques, una extensión muy similar a Islandia. Cerca de un millón de especies animales y de plantas están en peligro de extinción. Si tenemos ecosistemas sanos podemos protegernos de esta y otras enfermedades.

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar