Día internacional del niño no nacido

Por María Hernández

Recuerdo, con gran satisfacción, la confesión de un profesor de literatura que nos marcó a todas y todos. El maestro nos relató con mucho orgullo cómo su madre se enfrentó a su padre para que él pudiera nacer. Su papá había intentado por muchos medios que su progenitora abortara. Lo último que hizo fue comprarle unas pastillas a su madre quien iba al baño y las tiraba, todo el tiempo. Gracias a la valentía de su madre el culto y perseverante  educador estaba frente a nosotros contando su historia de vida.

En la actualidad, los países que hacen galas de su desarrollo y su alto nivel de educación han dejado libre de penas a las madres y a todos los que intervienen en la desaparición del no nacido al que solo las iglesias, en sus diferentes denominaciones, todavía defienden de manera fervorosa.

Cada 25 de marzo, en el Día Internacional del Niño No Nacido, organizaciones que luchan por los derechos a nacer de los niños realizan demostraciones pacíficas, frente al Congreso y delante de las clínicas que son reconocidas por la cantidad de abortos, inmisericorde, que realizan todos los días específicamente a adolescentes y pacientes jóvenes.

De acuerdo al Instituto Guttmacher, de México, unos 121 millones de embarazos no planeados se produjeron entre 2015 y 2019. De esos embarazos no planeados, cerca del 61% terminó en abortos inducidos, es decir 73 millones de abortos en un año, en todo el mundo.

Según el mismo instituto, en la región del Caribe la tasa de embarazos no planeados de 2015-2019 fue de 1.370.000 embarazos cada año. De esos embarazos 918,000 no habían sido planeados y unos 457,000 llegaron a terminar en aborto.

Es importante que las autoridades de cada país revisen esas estimaciones a nivel regional para que puedan determinar las áreas y las disparidades que se producen en cada zona para que puedan garantizar que las personas tengan la oportunidad de acceder a los programas de atención en salud sexual y reproductiva con calidad y que llegue a todos los sectores de la población, sin exclusión.

El Fondo de Población de las Naciones Unidas, que inició sus operaciones en República Dominicana, en 1974, en su Programa de Asistencia al País de 2018-2022 hace mucho énfasis en lo que son las zonas económicas y socialmente muy deprimidas, de nuestro país, contribuyendo constantemente al desarrollo sustentable, con perspectivas de equidad de género y además de los derechos humanos, dentro de los que se incluyen los derechos sexuales y los reproductivos.

La comunidad religiosa se hace presente en las iglesias y en los hogares donde  invitan a los miembros de las diferentes localidades  a apoyar los movimientos pro-vida en distintas  regiones de países como el Nuestro.

En este país se mantiene estancado un nuevo Código Penal en el que se aprobaría el aborto cuando se cumplan tres causales con las que se daría luz verde para que las parejas y madres solteras tengan la autoridad para dejar vivir o eliminar al bebé no nacido, que no tiene la culpa de haberse concebido ni de las circunstancias en las que se produjo ese milagro de Dios, para los que somos creyentes.

Mientras, la investigadora de los derechos de la mujer de Human Rights Watch, Ximena Casas, afirmó, en 2021 que “Los legisladores de la República Dominicana tienen la oportunidad histórica para reformar el arcaico Código Penal que está en vigencia en el país y despenalizar el aborto en tres circunstancias. Las mujeres y las niñas en RD han esperado ya mucho para que las autoridades defiendan su vida y lo que son sus derechos sexuales y también reproductivos”, dijo la defensora de los derechos de la mujer.

“Déjalo nacer”, es el título de una famosa canción del gran maestro de la música Oscar de León. Es nuestra orientación a los millones de mujeres que cada año cometen el terrible crimen de cegar la vida a un inocente. Es enaltecedor ver niños y niñas a los que, a pesar de sus problemas físicos, sus padres les dejaron vivir y les han demostrado al mundo que para ser feliz no hay que tener las dos piernas y brazos y que sin importar el tipo de limitación se superan como cualquier persona que no tenga ese tipo de contrariedad.

La vida es hermosa y se complementa cuando llegan los hijos a llenar de alegría y emotividad cada espacio en nuestras casas, sean éstos biológicos o adoptados. Sin embargo hay parejas, en muchos casos del mismo sexo, a las que la maternidad les parece insignificante y suelen llenar el vacío de los hijos con mascotas que van desde perros hasta gatos, entre otros, a los que llenan de amor como señaló, recientemente, en una conferencia el Papa Francisco, desde el Vaticano a través de varios medios de comunicación y redes sociales.

Desde diferentes instituciones, tanto públicas como privadas, entre ellas el Ministerio de Educación y Salud Pública, se deben planificar acciones para orientar a los jóvenes,  de ambos sexos, sobre la importancia de preocuparse por terminar sus estudios, en especial los que ya se encuentran en los niveles finales de la educación pre- universitaria que es cuando muchas adolescentes tienen que dejar sus estudios por embarazos no deseados  que, lamentablemente, en muchos casos terminan en abortos.

Este sábado 26 de marzo 2022, varias organizaciones religiosas, políticas y sociales  realizarán la “Caravana Celeste por la Vida”, en contra del aborto y sus tres causales , en el Distrito Nacional, como lo hacen desde hace unos años, para esta fecha. La misma partirá desde el Estadio Quisqueya a las 2:00 de la tarde.

Por María Hernández

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar