Deuda pública pone en riesgo calificación soberana de RD, según Fitch Ratings

Por El Nuevo Diario domingo 29 de abril, 2018

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- La agencia Fitch Ratings mantiene la calificación soberana de República Dominicana en ‘BB-‘ con perspectivas riesgos, tomando en cuenta que la política fiscal es el principal factor de riesgo, en la medida en que el costo y el servicio de la deuda pública están tomando cada vez mayor peso en las finanzas públicas.

Durante una presentación realizada el sábado sobre la perspectiva macro y soberana del país dentro del contexto latinoamericano, la firma calificadora indicó que el país destina el 24% de sus ingresos tributarios al pago de intereses de la deuda, cuando países de la región con igual calificación destinan un promedio de un 12%.

La directora para América Latina de Fitch Ratings, Kelli Bissett-Tom, dijo que los desafíos o riesgos a la baja que tiene la calificación soberana de República Dominicana son sobre todo externos por la dependencia importante que tiene el Gobierno de financiarse en el mercado internacional.

En tal sentido, agregó que la deuda hasta ahora es sostenible, pero sensible a una subida anticipada de la tasa de interés de la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed).

Añadió que dada la estrategia del Gobierno dominicano de financiarse con emisiones de bonos en dólares, un aumento de la tasa por parte de la Fed puede provocar un mayor “shock” externo del lado financiero que afectaría la calificación del país.

Dijo que contrario a otros países de la región de Lationamérica, República Dominicana le da una mayor prioridad de financiarse en el mercado de capitales internacional que con organismos multilaterales o a través de acuerdos como Petrocaribe.

Destacó que los riesgos externos también lo corren otros países de la región, pero que República Dominicana está más expuesta por esa estrategia de inversores no residentes.

Apuntó que para evitar un choque externo que presione el tipo de cambio, otros países han reducido su déficit fiscal y efectivo, a través de un control de gastos, subida de impuestos y otros ingresos.

Reconoció que el país está realizando esfuerzos para reducir el gasto tributario, sin embargo advierte que el costo de la deuda pública está subiendo, lo cual es una “debilidad”.

Por otro lado, citó los riegos que representa la caída de ingresos de dólares a la economía por la llegada de turistas, remesas, exportación de oro.

También un aumento en la demanda de esa divisa por la subida de precio del petróleo.

Tipo de cambio. Por otro lado, se refirió a la política cambiaria, la cual definió como rígida.

En ese orden, dijo que aunque cada país rige su política cambiaria de acuerdo a sus necesidades, Fitch Ratings percibe una rigidez.

Resaltó que la posición fiscal amplia y estacionaria, con una deuda pública creciente, no es consistente con un tipo de cambio tan rígido.

Añadió que las expectativas creadas por el tipo de cambio con relación a la inflación por parte del Banco Central limita la capacidad de responder choques externos.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar