Detienen pandilleros en Massachusetts por tráfico armas de fuego a RD

Por Miguel Cruz Tejada miércoles 7 de febrero, 2018

EL NUEVO DIARIO, NUEVA YORK._ Pandilleros criollos de la ganga “Discípulos Latin Gangsta”, con base en Lawrence (Massachusetts), traficaron docenas de armas a la República Dominicana.

Informaron que tres de ellos, cayeron en manos de la ley, después de venderles pistolas y revólveres a agentes encubiertos de la Agencia Contra Armas de Fuego, Tabaco y Alcohol (ATF), un organismo federal de inteligencia del Gobierno de Estados Unidos.

Los detenidos son  Bryan Torres Almanzar (Flex), Eric Valentín (El Jefe) y José Ilarraza (Kae Kae), quienes según los federales y los fiscales, se dedicaban al tráfico de las armas y dispositivos especiales que incluían balas de alto calibre y miras telescópicas laser, entre otros.

Investigadores dijeron que los pandilleros vendieron una variedad de armas de fuego a informantes federales confidenciales mientras se jactaban de su afiliación a pandillas y de cómo estaban desarrollando sus operaciones localmente, de acuerdo al expediente.

“Cuando hacemos negocios, nos ocupamos de ti. Podemos reunirnos en Lawrence. Podemos reunirnos en Lowell. Tenemos soldados en ambas ciudades”, le dijo Torres Almanzar, a un informante no identificado que trabajaba con los investigadores de la ATF para ayudar a capturarlos.

Todos fueron acusados ​​ de traficar con armas de fuego sin licencia y conspiración para portar armas de fuego ilegales.

Los tres son miembros activos  de la pandilla “Discípulos Latin Gangsta”, dijeron los fiscales.

El agente especial de la ATF, Peter Milligan, presentó una declaración jurada que aparece en los expedientes  de los pandilleros  en la Corte Federal de Boston.

Milligan describió cómo dos informantes confidenciales no identificados, trabajaron con los investigadores, incluido uno que inicialmente les dijo que Torres Almanzar estaba vendiendo armas de fuego que eran enviadas a la República Dominicana.

Llarraza supuestamente le dijo al informante que Torres Almanzar estaba involucrado en el tráfico de armas de fuego y que podría abastecerlo.

Con los federales filmándolos en video y grabando cintas de audio, los informantes confidenciales se encontraron y compraron una variedad de armas de fuego ilegalmente a los pandilleros.

Se usaron miles de dólares de fondos  de la ATF para comprar las armas, de acuerdo con la declaración jurada de Milligan.

El 13 de septiembre de 2017, Torres Almanzar y Valentín se encontraron con uno de los informantes detrás de una tienda de abarrotes en Lowell. Le dijeron que tenían una bolsa de lona con pistolas para vender y que podían hacer tratos con el paquete.

“Lo que sea que necesites. No importa”, le dijo Valentín, quien agregó que podría hacer entregas todos los días.

Torres Almanzar le dijo al informante que no le importaba para qué se usarían las armas.

“Nos importa el dinero”, le dijo, según el agente Milligan.

El dúo se refirió a las armas como “blicks” (parpadeos) y le dijo al informante que escucharon que las armas estaban siendo traficadas a la República Dominicana y declararon que querían entrar en el negocio.

Las armas compradas tienen borrados los números de serie. Algunas llegaron con las balas.

Posteriormente, los hombres vendieron al informante una pistola  9 mm con mira láser y una cartuchera extendida, que incluía municiones, por $1,000 dólares.

Torres Almanzar y Valentín le mostraron al informante cómo operar la mira láser.

Dependiendo del calibre, los precios de las armas de fuego variaban entre $700 y $1,000 cada una. Acordaron venderle al informante tres pistolas 9 mm y 50 cartuchos de municiones por $2,400, alegan los fiscales.

El informante, en un momento le preguntó a Torres Almanzar y a Valentín cómo eliminaban  los números de serie de todas las armas. Respondieron que tenían un método y le dijeron al informante que les dejara ese trabajo a ellos.

Durante la investigación, el informante compró ocho armas de fuego a Torres Almanzar y Valentín.

Uno de los informantes, que se cree es dominicano, es un inmigrante ilegal con antecedentes penales que  enfrenta a la deportación. Tiene dos condenas por ingresar ilegalmente a los Estados Unidos y ha sido deportado cuatro veces y está esperando la sentencia en un caso actual por reingreso ilegal.

“La persona está cooperando con la policía con la esperanza de obtener asistencia en asuntos de inmigración con sus casos pendientes”, escribió el agente Milligan en la declaración jurada.

El segundo informante confidencial está cooperando con la ATF por dinero y también tiene antecedentes penales, sin embargo, la información provista por él ha sido corroborada tanto por observaciones hechas durante las compras de armas descritas a continuación como por una revisión de las grabaciones de audio y video hechas en cada compra, dice el reporte de Milligan.

Torres Almanzar y Valentín fueron arrestados en Nashua, un poblado de New Hampshire y detenidos después de comparecer ante un juez en el tribunal federal de  Boston. Ilarraza está bajo custodia estatal por una ofensa no relacionada.

Las acusaciones de comercializar  con armas de fuego sin licencia y conspiración, implican penas de hasta cinco años de prisión, tres años de libertad supervisada y una multa de $250,000.

El alcalde de Lawrence, Daniel Rivera, elogió a las autoridades por los arrestos y señaló que representan un gran paso adelante en la lucha contra la violencia armada en nuestra ciudad.

“Como alcalde, estoy agradecido de que estas personas peligrosas hayan sido sacadas de las calles”, dijo el ejecutivo municipal que tiene mezcla dominico boricua.

El jefe interino de la policía de Lawrence Roy Vasque se pronunció en similares términos.

“Las asociaciones federales y estatales, como en este caso, con la ATF, seguirán siendo parte del plan estratégico del Departamento de Policía de Lawrence para combatir la violencia armada y de pandillas”, dijo el alto oficial de la policía.

Apple Store Google Play
Continuar