Detienen en aeropuerto de Moscú a mujer que denunció la “trama rusa”

Por EFE jueves 17 de enero, 2019

EL N UEVO DIARIO, MOSCÚ.- La policía rusa detuvo hoy jueves en el aeropuerto de Sheremétevo a la bielorrusa Nastia Ribka (Anastasia Vashukévich), que hace un año pidió asilo político en EEUU a cambio de información sobre la llamada “trama rusa”.

Ribka fue detenida junto a su acompañante, Alex Lesli (Alexandr Kirillov), por participación en el negocio de la prostitución organizada, según explicó la esposa de éste a medios locales.

Ambos fueron detenidos tras ser deportados ayer por las autoridades tailandesas, que en su momento les acusaron de ofrecer servicios sexuales ilegales, motivo por el que estuvieron nueve meses encerrados en una cárcel del país asiático junto a varios ciudadanos rusos y bielorrusos.

Ribka fue detenida a su llegada a la capital rusa, aunque las fuerzas de seguridad rusas habían informado previamente a medios rusos de que no tenían nada contra ella.

La esposa de Lesli también explicó que Ribka no tiene intención de desvelar información confidencial, ya que recibió amenazas de muerte, y que, en cualquier caso, carece de “archivos comprometedores”.

La bielorrusa viajó a Tailandia en febrero de 2018 después de que el líder opositor ruso, Alexéi Navalni, publicara los resultados de una investigación anticorrupción en el que acusaba al oligarca Oleg Deripaska de sobornar al viceprimer ministro ruso, Serguéi Prijodko.

Además, en el vídeo sobre la investigación Navalni mencionaba la supuesta conexión de Deripaska con la llamada “trama rusa” a través del exjefe de campaña de Donald Trump, Paul Manafort, investigado por la supuesta injerencia del Kremlin en las elecciones presidenciales estadounidenses.

El vídeo incluía imágenes de otra grabación, publicada inicialmente en el Instagram de Ribka, que mostraba a Deripaska y a Prijodko navegando por las aguas noruegas en un yate en compañía de la detenida, a la que Navalni llama prostituta.

Una vez fue detenida por las autoridades tailandesas por impartir un “curso sexual”, la joven pidió asilo político en EEUU y ofreció a los medios de comunicación norteamericanos información sobre la presunta relación de los rusos con “Manafort, Trump y todos los escándalos en torno a las elecciones de Estados Unidos”.

“Sé mucho, espero vuestras propuestas, os espero en la cárcel tailandesa”, se dirigió Ribka a los periodistas de EEUU a través de las redes sociales.

Aunque los medios han informado sobre los vínculos de Manafort con Rusia y varios de sus colaboradores han sido investigados, Trump insiste en que la “trama rusa” no es otra cosa que una “caza de brujas”.

El “New York Times” informó en su momento que el Departamento de Justicia y el FBI intentaron, entre el 2014 y el 2016, que Deripaska fuera informante del Gobierno en un intento por obtener información sobre el crimen organizado en su país y luego de la interferencia electoral, aunque éste habría declinado la oferta.

Anuncios

¡Mantente informado!

Suscríbase para recibir las noticias más importantes del país y el mundo directamente en su correo
SUSCRIBIRME
X
Apple Store Google Play
Continuar