Detienen dominicano se hacía pasar por agente de la DEA

Por admin martes 14 de marzo, 2017

NUEVA YORK._ Pasándose de “ingenioso”, el dominicano Rubén Ortiz, detenido por patrulleros de la ciudad de Woonsocket en Rhode Island, por presunto robo de una matrícula de vehículo, le dijo al policía que él era un agente de la DEA, pero cuando el agente le pidió las credenciales, cambió de agencia de la ley y le respondió que “no, ahora recuerdo, soy un agente de la INTERPOL”.

Pero nuevamente, trató de embaucar al patrullero, después que el policía también le exigió que le mostrara la placa y la identificación de la Policía Internacional, y lo que el oficial consiguió fue descubrir que Ortiz, andaba con una matrícula de un vehículo robada.

Él tenía una tarjeta de identificación de varias cárceles, Ortiz insistió al oficial que lo obligó el domingo en que tenía una identidad secreta, por lo que era un “agente encubierto”.

"Espera, espera, espera, soy un agente de la DEA", le dijo Ortiz al patrullero David Frederick, quien lo estaba esposado, según el reporte policial.

¿De verdad?, le preguntó el policía.

"Sí", contestó Ortiz.

Entonces, el patrullero le preguntó, ¿dónde están sus credenciales?

“Bueno… no tengo ninguna porque trabajo como free lance (independiente o a destajo) para la DEA”, respondió otra vez Ortiz.

¿“De verdad?”, volvió a cuestionarlo el oficial Frederick.

Y Ortiz cambió de “trabajo”, diciéndole que él era realmente un “agente” de la INTERPOL.

De todos modos, el patrullero consultó con la oficina de la DEA en Boston, donde le dijeron que nunca habían oído hablar de Ortiz.

Lo que Ortiz tenía, según la policía, era una matrícula robada en un jeep que no le pertenecía, por lo que el oficial lo detuvo en la avenida Park.

También tenía numerosas tarjetas de identificación, incluyendo una de la ACI, y un hacha grande en el asiento delantero, según dijo la policía de Woonsocket.

El oficial informó que Ortiz estaba hablando rápido, diciéndole al oficial que "no es lo que parece", mientras se negaba a poner sus manos en el volante.

Frederick agarró el brazo de Ortiz, y otro oficial sacó su pistola eléctrica Taser, y el sospechoso comenzó a obedecer y a contarles su historia ambos policías.

Ortiz, de 34 años, residente en Providence, tiene antecedentes penales incluyendo delitos graves por agresión y violencia doméstica, según su récord judicial.

El mes pasado, después de no contrarrestar un delito menor de violencia doméstica, Ortiz recibió un año de condena en libertad condicional y se le ordenó asistir a un programa de salud mental y consejería de abuso doméstico.

Ayer lunes, Ortiz fue acusado en la Corte del Distrito de Woonsocket por nuevos cargos, de hacerse pasar por un agente de la DEA y de la INTERPOL, obstruyendo a la policía y posesión de placas robadas.

También es imputado de violar su libertad condicional en el caso de violencia doméstica y se le asignó un abogado de oficio (Legal Aid).

Por Miguel Cruz Tejada

Apple Store Google Play
Continuar