Detenidos una treintena de activistas de Greenpeace en protesta en La Haya

Por EFE martes 14 de septiembre, 2021

EL NUEVO DIARIO, LA HAYA.- La Policía neerlandesa ha arrestado este martes a alrededor de una treintena de activistas de la organización ambiental Greenpeace que habían escalado la azotea del edificio que alberga temporalmente el Parlamento neerlandés en La Haya para llamar la atención sobre la contaminación por nitrógeno.

Los activistas subieron al techo temprano por la mañana este martes, antes de que amaneciera y algunos se habían encadenado en la azotea del edificio para colgar pancartas amarillas en la entrada principal en la que exigían a “los políticos que afronten ya la crisis de la naturaleza” y apliquen “medidas drásticas” para proteger el medio ambiente.

Según un portavoz policial, los activistas fueron arrestados después de negarse a poner fin a la protesta y marcharse, a pesar de las llamadas de atención reiteradas por parte de los agentes.

El municipio de La Haya ya había advertido poco antes en su cuenta oficial de Twitter de que se estaba preparando para sacar a los manifestantes de la azotea del edificio, puesto que las autoridades municipales habían “prohibido esta forma de manifestarse” y “se les había pedido varias veces que abandonen el techo”.

La organización consideró que “esta es la última oportunidad de los políticos” para afrontar la contaminación por nitrógeno, una “crisis de la naturaleza que no espera por nadie”, alertaron.

Greenpeace ha denunciado que Países Bajos ha violado durante años la ley europea de protección de la naturaleza al no evitar las emisiones de compuestos de nitrógeno extremadamente altas por parte de la agricultura, la construcción y el transporte y advirtió que si no se toman medidas, iniciará “acciones legales” contra La Haya.

Uno de los esfuerzos del Ejecutivo de Mark Rutte se centra en reducir la cantidad de granjas ganaderas cercanas a las reservas naturales y ha ofrecido un plan para abandonar voluntariamente el negocio, un programa al que se han inscrito de momento menos de 300 criadores.

El sector agrícola es la mayor fuente de contaminación por nitrógeno en Países Bajos, aunque también se han suspendido numerosos proyectos de infraestructura a gran escala que producen nitrógeno.

Por su parte, Greenpeace, la organización ecologista más grande del mundo, cumple mañana 50 años de activismo ambiental, desde la primera campaña que organizó en un barco antiguo de pesca desde Vancouver, para detener la detonación de una bomba nuclear en una isla de Alaska, el 15 de septiembre de 1971.

“Tenemos que hacer una pregunta simple: ¿Es la humanidad más sostenible hoy que en 1971? Los datos revelan que la respuesta es claramente ‘No’ (…) Hay menos biodiversidad, más gases de efecto invernadero en la atmósfera, más toxinas en nuestros suelos, menos carbono en nuestros suelos, suelos menos fértiles, más ríos secos y lagos muertos”, enumeró la organización.

Apple Store Google Play
Continuar