Detallistas combustibles se quejan baja en ventas y obstáculos burocráticos

Por EFE viernes 19 de mayo, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- El ministro de Industria, Comercio y Mipymes, Temístocles Montás, recibió este viernes a la directiva de la Asociación Nacional de Detallistas de Combustibles (Anadegas), que expresó su preocupación ante la situación que afecta el mercado de los combustibles y manifestó la disposición de la entidad de colaborar con el ordenamiento del sector.

El presidente de Anadegas Arnulfo Rivas, quien encabezó la comitiva, expuso una serie de factores que, según precisó, hacen insostenible las estaciones de servicio con rentabilidad. Indicó, por ejemplo, que las ventas que en promedio rondaban 80.000 galones por estación hace alrededor de 10 años, actualmente han caído a alrededor de 26.000 galones y siguen bajando.

Montás escuchó sus exposiciones y mostró la disposición del ministerio de estudiar sus propuestas y trabajar de manera conjunta para dar respuesta, en la medida de las posibilidades, a los problemas que afronta el sector, informó una nota de prensa la Dirección de Comunicaciones del MICM.

En el encuentro, el presidente de Anadegas en compañía de otros miembros de la directiva, entregó a Montás un documento en el que expresan su queja por el cobro de tarifas por renovación de permisos y otras tasas establecidas por servicios que ofrece el ministerio que, según los detallistas, han sido llevados a valores impagables para el sector.

Al abordar el tema de la eliminación del subsidio otorgado a los gremios del transporte, Arnulfo Rivas afirmó que los tanques siguen recibiendo combustible prácticamente de manera normal.

“El combustible irregular que se comercializa continúa una carrera ascendente, ya que en estos momentos es más el combustible que se comercializa de manera irregular que el que se vende por los canales legales establecidos por la ley 407-72”, destacó Rivas.

La venta de gas propano en las estaciones es otro de los puntos de interés de los miembros de Anadegas, quienes expresaron que pese a que cuentan con las garantías para el combustible de vehículos y han desarrollado acciones en aras de obtener autorización, no ha sido posible.