Destituyen a fiscal de delitos electorales en México tras denunciar presiones

Por EFE viernes 20 de octubre, 2017

EL NUEVO DIARIO, México.- El titular de la Fiscalía Especializada en Atención de Delitos Electorales de México (Fepade), Santiago Nieto, fue este viernes removido del cargo por transgredir el código de conducta de la Procuraduría General de la República (PGR), informó la institución.

La destitución se produce solo dos días después de que Nieto denunciara presiones por parte del exdirector general de Petróleos Mexicanos (Pemex) Emilio Lozoya, investigado por supuestamente recibir sobornos de la empresa brasileña Odebrecht, para que declarara públicamente su inocencia.

Nieto fue removido por Alberto Elías Beltrán, quien sustituyó el lunes a Raúl Cervantes al frente de la PGR, después de que este renunciara para facilitar la instalación de la Fiscalía General de la República (FGR), que remplazará a la institución actual y busca dotar de más independencia y autonomía al órgano.

En el comunicado en que se anunció la destitución, la PGR destacó “su compromiso de vigilar que las actuaciones de los servidores públicos sean apegadas a la legalidad y ética institucional”.

En una entrevista con el diario Reforma, Nieto denunció que Lozoya le envió una carta pidiéndole “un pronunciamiento público sobre su inocencia” en torno al ingreso de fondos de Odebrecht a la campaña electoral del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en 2012.

Esta carta “refleja en gran medida la impunidad, es decir, el planteamiento de que ‘soy una figura pública. La autoridad se tiene que disculpar’. Esto es lo que me parecía particularmente grave”, aseguró el hasta hoy titular de la Fepade.

Y es que esa institución investiga desde agosto pasado si una parte de los diez millones de dólares en sobornos que Lozoya supuestamente recibió de Odebrecht fueron destinados a la campaña que llevó a Enrique Peña Nieto a la Presidencia de México.

Según la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), Odebrecht transfirió más de 3 millones de dólares a una empresa presuntamente ligada con Lozoya en medio de la campaña electoral de 2012.

Lozoya, investigado también por la PGR por su presunta implicación en el caso Odebrecht, asegura que no hay elemento alguno que acredite que recibió sobornos de la firma brasileña. EFE