Destituida coronela denuncia agencias de motores buscaban chasis en el Canódromo de “forma fraudulenta”

Por Miguel Lugo miércoles 13 de abril, 2022
A principios de año pasado en este establecimiento habían retenidos 13,215 motores y 720 vehículos

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- La destituida coronela Ysabelita De Los Santos Pérez, quien estaba encargada del Centro de Retención de Vehículos el Coco, conocido como el Canódromo, denunció este miércoles que “diferentes agencias de motores del país iban a este lugar a buscar chasis (esqueleto) de motocicletas sin ningún tipo de control”.

Entrevistada en el programa El Sol de la mañana, que se transmite por Zol 106.5 FM, De Los Santos exclamó que “ahí, en ese Canódromo diferentes agencias de motores se dedicaban a ir a buscar chasis de motocicletas, entrando como perros por su casa”.

Agregó que “al parecer ahí había un personal que no tenía control, y ellos (los representantes de las agencias de motores) entraban hacer lo que le daba su gana”, pero que a su llegada el pasado 21 de mayo de 2021 comenzó a “corregir todas esas anomalías”.

Indicó que “afecté bastantes intereses, la Asociación de Fedemoto buscó todas las formas de que me sacaran. Fueron a ponerme querella a la fiscalía de asuntos internos, a todos los departamentos y allá se demostró que realmente eran falsas las acusaciones que me hacían, y dejaron todo eso para que lo dejaran así, por esa razón”.

Expresó que con su llegada “el que iba a buscar un vehículo al Canódromo tenía que llevar su documentación correcta. Todo el que llegaba ahí tenía que hacerlo bajo la ley 73-17 (de Movilidad, Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial de la República Dominicana), con sus documentaciones”.

“Las agencias se dedicaban a enviar hasta tres y cuatro ciudadanos a buscar un mismo motor. Mandaban a buscar vehículos para llevárselos sin documentos y sin nada”, comentó.

De Los Santos fue destituida tras agresiones el martes en el Canódromo al Defensor del Pueblo, Pablo Ulloa y varios periodistas por partes de agentes de la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett).

La agresión se produjo en momento en que Ulloa traba de realizar una inspección en El Canódromo por supuestas denuncias de existencia corrupción en este lugar.

A principio del año pasado existían más de 21,000 unidades vehiculares, entre ellas, motocicletas y vehículos retenidas en el Gran Santo Domingo por infracciones de tránsito, que generan componentes altamente contaminantes al medio ambiente, y constituyen criadero de ratones y mosquitos, por el largo tiempo que tienen arrumbadas en los centros de retenciones.

Según cifra del Centros de Retenciones Vehiculares (CRV) de la Digesett, en febrero de 2021 en el Canódromo (El Coco), había 13,215 motores retenidos y 720 vehículos.
Existe también un CRV en la calle independencia, casi esquina Máximo Gómez, otro en La Victoria y uno en la Zona Oriental.

 

 

 

 

 

Apple Store Google Play
Continuar