Destacan reto de seguridad del paciente sometido a procedimiento quirúrgico

Por El Nuevo Diario miércoles 25 de octubre, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Durante el primer  encuentro nacional de la Sociedad Dominicana de Anestesiología, al conmemorar el Día Mundial del Anestesiólogo; la presidenta de la entidad,  doctora Nurys Reyes, dijo que como especialistas tienen un gran reto seguir tratando la seguridad del paciente al momento de someterse a un proceso quirúrgico.

En la celebración realizada en el Jardín Botánico con la asistencia del viceministro de Garantía y Calidad del Ministerio de Salud Pública, doctor Francisco Neftali Vásquez, la presidenta de la Sociedad Dominicana de Anestesiología, dijo que al descubrirse la anestesia marcó un antes y un después de los procedimientos quirúrgicos.

Destacó que cuando se dio anestesia por primera vez la ciencia registró un avance, porque se han podido resolver los problemas de salud sin sufrimiento para el paciente.

La doctora Nurys Reyes expresó que en el país reciben con mucho jubilo el Día Mundial del Anestesiólogo, pero ese día les encuentra parados frente a grandes retos, obstáculos y expectativas que el especialista dominicano tendrá que contar.

Sostuvo que uno de esos grandes retos que como sociedad de anestesiología tienen que enfrentar y luchar es la seguridad anestésica  del paciente que va a los quirófanos, que de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud existen 7,000 millones de habitantes, de los cuales 5,000 millones no tienen acceso a anestesia y a cirugía segura.

Reveló que las estadísticas hablan de que la principal muerte se registran en anestesia, cirugía y obstetricia, lo que constituye un reto para la humanidad, la seguridad de los pacientes que son sometidos a procedimientos anestésicos-quirúrgicos.

“El anestesiólogo es un actor de quirófano y que a través de década se ha mantenido casi en el anonimato, es la primera persona que llega al quirófano y la última que se va, es la persona que ve al paciente días antes de hospitalizarse y quien lo mantiene vivo en el quirófano”, dijo la anestesióloga Nurys Reyes.

Expresó que le preocupa la situación del anestesiólogo dominicano porque está sometido a un estrés desproporcional ocasionado por el ejercicio de su profesión, lo que le está llevando al costo de vida y familia.

Puso como ejemplo el suicidio reciente de una anestesióloga en la ciudad de Cotuí, aunque aclaró que no es la primera, y que detrás de ese suicidio hay un eslabón muy alto que la llevó a cometer el hecho y que también ha llevado a otros y otras a suicidarse.

El estrés laboral, la sobre carga de trabajo, bajo salarios, inseguridad en los quirófanos, familiar y que ahora la sociedad tiene de frente esa situación difícil del anestesiólogo dominicano, al tiempo de pedir a la población que se empodere de ese espacio, que cuando el paciente vaya al quirófano sepa quién es el anestesiólogo, cual es el procedimiento que le practicarán, y si sale bien gran parte la lleva el anestesiólogo.

Dijo que a pesar de tener miles de anestesiólogos en los quirófanos, se presenta la situación de que aparece un solo anestesiólogo en el servicio de 24 horas, haciendo emergencia en hospitales incluso de tercer nivel, donde se obliga al anestesiólogo a hacer procedimientos simultáneos, lo que atenta contra la seguridad de esos pacientes y recargar del estrés laboral.

Reveló que hay provincias y municipios que tienen muy pocos anestesiólogos, a pesar de la cantidad de anestesiólogos que andan pululando por las calles sin un contrato de salud, cuando las autoridades del Ministerio de Salud son los responsables del mantenimiento de la salud de la ciudadanía.

Los bajos salarios a nivel privados y públicos son los que poco a poco han llevado al término de la vida útil y la salud del anestesiólogo se vaya deteriorando.

Denunció que a nivel privado solo se le paga al anestesiólogo el 35% del total que se le paga al cirujano, lo que consideró como una injusticia.

Reiteró que la Sociedad de Anestesiología está comprometida con la seguridad del paciente que va a los quirófanos, por lo que se debe responder por la capacidad del anestesiólogo, la calidad del entorno de los quirófanos y los equipos.

La sociedad está preocupada, interesada en poner su grano de arena para que la seguridad en cirugía y anestesia para el 2030 sea una realidad.

Apple Store Google Play
Continuar