El designado Gobierno checo renuncia tras no lograr el voto de investidura

Por EFE miércoles 17 de enero, 2018

EL NUEVO DIARIO, VIENA.- El designado Gobierno checo liderado por el primer ministro populista Andrej Babis anunció hoy su dimisión -aunque continuará en funciones- tras perder ayer el voto de confianza del Parlamento y no lograr la investidura.

“El Gobierno aprobó su dimisión y pediré una cita con el presidente para poder entregarla personalmente”, declaró Babis en una rueda de prensa en la capital checa, según recoge Radio Praga.

El Gobierno permanecerá en funciones después de la dimisión, un paso obligatorio y previsto por la Constitución, mientras se negocia un nuevo Ejecutivo en medio del debate político sobre la idoneidad de Babis como primer ministro.

La Comisión de Inmunidad del Parlamento recomendó antes del voto de confianza de ayer retirar la inmunidad a Babis para que sea procesado por el supuesto uso fraudulento de fondos europeos.

La oposición votó en bloque contra el Gobierno, mientras que el Gobierno sólo pudo contar en una cámara de 200 escaños con los 78 diputados de la Alianza de Ciudadanos Descontentos (ANO), ganadora de las elecciones y liderada por Babis, el segundo hombre más rico de República Checa.

El presidente, Milos Zeman, ha dicho que le dará a Babis otra oportunidad para formar Gobierno, aunque matizó después que debería entregarle primero un aval con el apoyo de 101 diputados.

La policía alega que Babis presuntamente ocultó la propiedad de una de sus empresas hace una década para recibir una ayuda de dos millones de euros, en su mayoría de fondos de la Unión Europea, y que estaba destinada sólo a pymes.

Las sospechas se agravaron tras recibir el Gobierno un informe de la Oficina Antifraude de la UE, que ve “fraude” e “irregularidades” en esa concesión de ayudas.

El designado primer ministro niega haber cometido cualquier ilegalidad y asegura que se trata de una acusación “política” y “fabricada”.

La oposición en bloque se niega a cualquier cooperación con ANO pese a su clara victoria y sus 78 escaños debido a las sospechas que pesan sobre Babis.

Algunos partidos, sin embargo, han mostrado su predisposición a negociar con ANO si Babis no fuera primer ministro, una condición que hasta ahora no ha querido aceptar el jefe de Gobierno interino.

Babis ha anunciado que volverá a reunirse con todas las formaciones para sondear posibles puntos en común.

La situación de incertidumbre política en República Checa se agrava por las elecciones presidenciales, en la que el actual presidente, Zeman, un valedor de Babis, podría perder en segunda ronda -el 26 y 27 de enero- ante el académico Jiri Drahos.

 

¡Mantente informado!

Suscríbase para recibir las noticias más importantes del país y el mundo directamente en su correo
SUSCRIBIRME
X
Apple Store Google Play
Continuar