Derrumbando los mitos que opacan al maestro

Por Rosaliz Calderón lunes 7 de junio, 2021

ARTÍCULOS ANTERIORES

Rosaliz Calderón Rosaliz Calderón

La valoración de los educadores dentro de la sociedad ha sido quebrada a través de los años. El símbolo de una persona con un gran poder e influencia en la sociedad un día comenzó a desmoronarse y desde entonces ese lugar tan preciado se ha ocupado con muchas ideas y creencias erradas e inciertas que han tomado fuerza debido a la falta de refutación de quienes han sido afectados.

La falta de razones y pruebas siempre darán lugar a la duda y un gran poder a los mitos, ya que en su mayoría tienen a tener la apariencia de ser reales.

Con ello, se aproximó además la falta de reconocimiento y visibilidad de la actuación del educador y la lucha entre dos grupos que una vez fueron fuertes aliados en la actuación más importante que el mundo debe tener; la educación.

Es importante resaltar la importancia de los educadores dentro de nuestra sociedad y el mundo. Su impacto y grandes esfuerzos merecen ser reconocidos y aplaudidos.

Detrás de nuestros problemas sociales, económicos, y de salud encontramos una educación inadecuada, como lo cita la Fundación Varkey, quienes afirman que la educación tiene el poder de reducir la pobreza, los prejuicios y los conflictos.

El papel del docente es fundamental, son los que trabajan incansablemente para proporcionar educación de calidad a los niños y es precisamente por esto, que la posición de los docentes es sumamente importante, por el impacto que tiene en todas las áreas, incluyendo la salud mental y la satisfacción laboral.

¿Cómo podemos derrumbar todos estos mitos que carcomen los grandes esfuerzos que nuestros maestros han realizado a través de los años en nuestro país? ¿Cómo podemos elevar la actuación presente de nuestros maestros?

Gran parte depende de ellos mismos. Somos nuestros propios representantes y carta abierta frente a todo escenario educativo. Los maestros son los que deben salir de la escuela, de las cuatro paredes y entrar en la sociedad, en el barrio, en las casas, en la mirada de cada las persona, impactando más allá del aula, sacando su accionar a la vista de todos.

Sus acciones deben trascender, merecen ser visualizadas y esto solo puede ser posible a través de los mismos maestros, quienes pueden replicar y compartir sus experiencias en distintos medios y plataformas donde la sociedad convive a diario.

Las redes sociales, las distintas plataformas de comunicación son un excelente escenario para compartir, conectar y mostrar al mundo lo que pasa dentro de la escuela, las experiencias y los esfuerzos de nuestros actores, el detrás de cámara, los talentos, proyectos, logros de los que cada día somos parte y de lo que muchos otros pudieran aprender y replicar.

Las historias reales son las que nos conectan con personas reales, son las que impactan, las más anheladas y reconocidas.

La mejor manera de romper un mito es enseñando lo que es verdadero. Seamos fieles embajadores de nuestra profesión, enseñando, levantando nuestra bandera, compartiendo lo que hacemos con tanto amor en todos los medios posibles y poco a poco los mitos se romperán y se podrá empezar a reconocer lo que es visible, lo que es aplaudible y exitoso, gracias a nuestros excelentes maestros.

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar