Derechos fundamentales, derechos humanos y el defensor del pueblo

Por Juan Manuel Morel Pérez

Si de una parte los derechos Fundamentales como lo expresa el Maestro universalmente acreditado nacional de Alemania, pero asumido en todo el Planeta Robert Alexis, los Derechos Fundamentales son “Las cuestiones acerca de cuáles derechos tiene el individuo como persona y como ciudadano de una comunidad, de a qué principios está sujeta la legislación estatal y qué es lo que exige la realización de la dignidad humana.

La libertad y la igualdad, constituyen grandes temas de la filosofía práctica y puntos polémicos centrales de las luchas políticas pasadas y presentes”, en igual dirección podríamos decir transitan los Derechos Humanos, que “Son atributos de toda persona e inherente a su dignidad, que el estado está en el deber de respetar, garantizar o satisfacer, como así lo señalo ese prohombre defensor de las libertades y los derechos, que llevo por nombre Pedro Nikken. Sobre esta conceptualización, se puede se desprende la tesis discutida de  que, aunque ambos Derechos, son parte de los individuos, los últimos –Los Derechos Humanos- son únicamente vulnerados por el estado, es decir que el único ente jurídico que se le puede encausar por la violación de los Derechos Humanos, es el Estado, tesis no pacífica a la cual le dedicaremos un artículo exclusivamente.

El concepto de  Derechos Humanos y Derechos Fundamentales, se ha querido utilizar como sinónimos, pero aunque ambos buscan una efectiva protección de las personas, existen entre ellos una diferenciación, ya que los primeros tienen un carácter ilimitado; además son  válidos en el tiempo y el espacio y su origen se deprenden  de la propia raza humana, mientras que los Derechos Fundamentales, son los que se encuentran limitados en las constituciones nacionales, o sea que son los Derechos Humanos, recogidos por el legislador en su calidad de constituyente y los mismo están delimitados en cuanto al espacio y el tiempo; los Derechos Humanos pueden sobrevivir aunque no estén consagrados en la constitución y los Derechos Fundamentales, son los Derechos

Humanos positivizados o sea reconocidos en la constitución, por eso se les llaman fundamentales.

Nuestra actualidad ha erigido  la necesidad de proteger los Derechos Fundamentales, muchos autores, han construido un conjunto de conceptos sobre lo que son los Derechos Fundamentales, pero la definición, más clara es la que nos señala  Ferrajoli diciendo  que son: “Aquellos derechos subjetivos que corresponden universalmente a ‘todos’ los seres humanos dotados del status de personas, de ciudadanos o personas con capacidad de obrar; entendiendo por ‘derecho subjetivo’ cualquier expectativa (de prestaciones) o negativa (de no sufrir lesiones) adscrita a un sujeto por una norma jurídica; y por ‘status’ la condición de un sujeto, prevista asimismo por una norma jurídica positiva, como presupuesto de su idoneidad para ser titular de situaciones jurídicas y/o autor de los actos que son ejercicio de éstas

Por lo que se puede precisar que los Derechos Fundamentales, son aquellos Derechos Humanos, que el legislador en condición de constituyente, ha recogido en la constitución, por esto se les llaman fundamentales por estar acopiados en la carta magna.

Aunque en la historia de la humanidad se puede encontrar que, en la antigua Grecia y Roma, se les reconocía a los individuos, un conjunto de derechos con un alcance más allá de las leyes los Derechos Fundamentales a lo largo de la historia, han ido evolucionando por etapas, a saber:

Primera etapa de los Derechos Fundamentales: Las revoluciones democráticas-burguesas del siglo XVIII (la revolución francesa y la americana), hasta la segunda guerra mundial

Segunda etapa de los Derechos Fundamentales: luego de la segunda guerra mundial, ya que en esta la civilización se vio en una contienda donde la transgresión de los Derechos Humanos Fundamentales fue una política oficial y se busca un mecanismo para evitar la continuidad de estas vulneraciones, así como unas infracciones para los aliados obtener condenas contra los fascistas.

Por eso los orígenes del Sistema Internacional de Protección de los Derechos humanos se remontan a 1945, con la creación de la ONU, la Carta de las Naciones Unidas y la consiguiente formulación, aprobación y proclamación de la Declaración Universal de Derechos Humanos en 1948 considerada como “ideal común por el que todos los pueblos y naciones deben esforzarse”. Su objetivo no es sólo enumerar los derechos que cada hombre posee sino, también, se trata del diseño de un modelo o patrón que sirva de inspiración a los pueblos y naciones para la defensa y promoción de los Derechos Humanos a través de la enseñanza y de la educación. Fue el primer catálogo internacional de Derechos Humanos de carácter universal que establecía presiones y concreciones más allá ideas abstractas.” Nicoletti J (2007).

 El concepto de Derechos Fundamentales es recogido en la carta de las Naciones Unidas, al establecer  en su preámbulo que: “reafirmar la fe en los Derechos Fundamentales del hombre, en la dignidad y el valor de la persona humana, en la igualdad de derechos de hombres y mujeres y de las naciones grandes y pequeñas,, reafirmando esto en su artículo primero,  al señalar  dentro de los propósitos que:” Realizar la cooperación internacional en la solución de problemas internacionales de carácter económico, social, cultural o humanitario, y en el desarrollo y estímulo del respeto a los Derechos Humanos y a las libertades fundamentales de todos, sin hacer distinción por motivos de raza, sexo, idioma o religión”.

La importancia de los Derechos Fundaméntales, reside en que estos son parte esenciar del estado democrático y de derecho, porque estos son las garantías del no uso excesivo del poder contra los ciudadanos.

Por lo expresado es que dentro del Estado Constitucional y a su vez el Convencional como protección máxima y universal de los Derechos Humanos, ha creado una instituta llamada Defensor del Pueblo, que en el caso de Republica dominicana, tiene el sagrado mandato normativo de proteger estos derechos cuando los mismos son lastimados o amenazados por parte de la administración pública o entidades privadas que ofrecen servicios colectivos.

Por Juan Manuel Morel Pérez

 

El autor es licenciado en derecho, Especialista en Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario; Magister en Defensa y Seguridad Nacional; Magister en Derecho Civil y Procedimiento Civil; Doctorando en Derecho Administrativo Iberoamericano

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar