Depresión en el Atlántico puede llegar hoy a ser la tormenta Josephine

Por EFE miércoles 12 de agosto, 2020

EL NUEVO DIARIO, MIAMI.- El Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos indicó este miércoles que la depresión tropical “Once”, formada la víspera en aguas del océano Atlántico, puede llegar a ser una tormenta tropical este mismo día.

El centro de “Once” está a unas 1.405 millas (2.265 km) al este-sureste de las parte norte de las Antillas menores y presenta vientos máximos sostenidos de 35 millas por hora (55 km/h).

De acuerdo con la escala del NHC, que tiene sede en Miami, para ser una tormenta tropical un sistema debe tener vientos máximos sostenidos entre 39 millas por hora (63 km/hr) y 73 millas por hora (118 km/hr).

La depresión se mueve en dirección este a 15 millas por hora (24 km/h) y se espera que mantenga ese rumbo hasta esta noche cuando empezará un giro hacia el oeste-noroeste a la misma velocidad que tiene actualmente.

Se espera que los vientos de “Once” se fortalezcan durante las próximas 48 horas y que alcancen fuerza de tormenta tropical esta misma noche.

Si esto sucede, el sistema será la tormenta tropical Josephine, de acuerdo con la lista por orden alfabético del NHC.

Este año ya se formaron las tormentas tropicales Arthur y Bertha, ambas antes del inicio oficial de la temporada ciclónica, que comienza el 1 de junio y concluye el 30 de noviembre.

Después siguieron Cristóbal, Dolly, Edouard, Fay, Gonzalo y Hanna, esta última el primer huracán de este año en el Atlántico, que tocó tierra en Texas el sábado 25 de julio.

La semana pasada Isaías tocó tierra como huracán en Bahamas y luego bordeó y tocó como tormenta la costa este de EE.UU., causando al menos cinco muertes y daños económicos.

La semana pasada la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA) de Estados Unidos indicó que la temporada de huracanes 2020 en el Atlántico 2020 puede hacer historia con 25 tormentas con nombre, de las cuales ya han ocurrido 9.

Se trata de la primera vez que la NOAA proyecta la ocurrencia de hasta 25 tormentas con nombre, rompiendo el récord de 21 del fatídico 2005, recordado por los huracanes Katrina y Wilma, dos de las siete tormentas nombradas que tocaron tierra en Estados Unidos.

La agencia federal, que cada agosto actualiza su pronóstico, reiteró el jueves pasado e la temporada ciclónica en el Atlántico podría ser “extremadamente activa”, con hasta 11 huracanes, de los cuales hasta 6 podrían ser muy poderosos.