829-917-7231 | 809-866-3480

Denuncian existe tendencia mundial de cierre masivo de cuentas bancarias

Por El Nuevo Diario Jueves 19 de Enero, 2017

El economista Roberto Mella Cohn, Socio Director de Núñez & Asociados, denunció hoy que el sector financiero internacional y de República Dominicana está siendo afectado desde hace años por un fenómeno vinculado a la alerta mundial de riesgo de lavado de activos que provoca el cierre de cuentas bancarias o la negativa de poder disponer de ellas a personas o empresas que posean un factor de alto riesgo, que bien puede ser su actividad comercial o el país donde nació o donde realiza operaciones comerciales. Expresó que ese tema nace en los Estados Unidos para sofocar financieramente a ciertas actividades comerciales que no eran del agrado del gobierno presionando y obligando al sector financiero a cerrar sus cuentas bancarias, de ahí el término de la operación llamada ChokePoint.

Mella Cohn dice que el fenómeno es conocido como “Derisking” y el mismo conlleva el cierre masivo de cuentas bancarias a personas y empresas, y que tiene como principio asumir que cualquiera que se dedique a una comercial vulnerable al lavado de activos, o sea ciudadano de un país de alto riesgo sea visto como un cliente no apto. En ese sentido expresó “Igualmente como funciona una quimioterapia, el Derisking es aplicado en el sistema financiero sin discriminar entre las células buenas y las malas; simplemente deben morir todas para controlar el cáncer. Lo que debemos entender de esta decisión es que posee un impacto social y económico muy alto, y puede convertirse en una barrera al libre comercio y la competitividad no sólo del mercado financiero sino del comercio en general”.

Según el economista, de acuerdo a un informe, basado en una encuesta del Banco Mundial, el tema del Derisking afecta principalmente la relación de corresponsalía bancaria (las cuentas entre un banco estadounidense y otro banco de otro país) y el cierre de cuentas a operadores de transferencia de dinero (Remesadores). En ese sentido el Banco Mundial informó que la mitad de las autoridades bancarias indicaron una disminución en cuentas corresponsales, en valores superiores al 75%. “

De manera irónica el Sr. Mella expresó “El Derisking a mi me hace tanto sentido como decir que deberíamos prohibir que los aviones de American Airlines y United Airlines entren en el espacio aéreo del país bajo el supuesto de que como fueron utilizados para los atentados del 11 de septiembre de 2011 en Estados Unidos entonces son muy propensos a ser utilizados por los terroristas y estrellarse contra edificios importantes… es una locura.”

Según el economista y Socio director de la firma L. Núñez y Asociados, la negativa de apertura o mantener cuentas bancarias afecta no sólo a empresas sino a individuos de determinadas nacionalidades como es el caso de los venezolanos que masivamente han ingresado al país en los últimos años, tratando de escapar de la inestabilidad económica que sufren sus ciudadanos, pero también ha socavado a otros sectores regulados en nuestro país.

Esta misma situación padecen la mayoria de los dominicanos que se ven imposibilitados de manejar una cuenta bancaria en el exterior por la negativa de los bancos extranjeros a mantener o apertura una cuenta bancaria, basado en la percepción generalizada que tienen del riesgo de lavado y de corrupción de nuestro país, en ese sentido el especialista anti lavado expresó “es cierto que nuestros indicadores de corrupción y de lavado no son buenos, pero eso no significa que todos los dominicanos seamos delincuentes, y el verdadero trabajo de las áreas de cumplimiento antilavado es evaluar, es bajo el enfoque “uno a uno”, cuales clientes no pueden soportar sus operaciones mediante medios lícitos”.

El fenómeno “Derisking” también ha afectado a bancos (desde los más grandes hasta los más pequeños), remesadores y agentes de cambios regulados en la República Dominicana a quienes se les ha cerrado cuentas bancarias con más de 15 años de operación, por la percepción de riesgo. Al preguntarle al especialista anti lavado sobre este aspecto expresó “lo que debemos saber es que en todas las actividades comerciales existe un bueno, un malo y un feo, y a lo que están llamados los sujetos obligados es a conocer a los buenos, a dar seguimiento continuo a los feos y a reportar a los malos individualmente no a granel. Como han implementado el tema no me parece a mi una gestión de riesgos sino más bien prácticas discriminatorias que deberían ser sancionables y controladas por las autoridades locales e internacionales”.

Roberto Mella Cohn dijo que la situación que denuncia obedece a presiones que vienen de fuera y que obligan a nuestras entidades financieras del país a adoptar medidas drásticas para ajustarse a sus políticas anti-lavado. “Hemos llegado al punto donde los bancos extranjeros interfieren con las políticas comerciales de nuestros bancos locales, como condición para mantener una cuenta corresponsal, y no es nada extraño en el sector ni siquiera en las propias autoridades monetarias y financieras”.

Resaltó como ejemplo que la mayoría de entidades financieras tienen como política no tener como cliente a personas que posean antecedentes penales, independientemente haya cumplido una condena, en ese sentido expresó “esa política debe manejarse con cuidado porque podriamos estar reciclando la criminalidad en el país; las entidades financieras tienen un compromiso y una responsabilidad social y deben discriminar que si un ciudadano cumplió una condena y efectivamente se ha reformado en la cárcel, y al salir inicia un trabajo formal, el tiene por derecho la oportunidad de reinsertarse en la sociedad y una cuenta bancaria se ha convertido en un elemento vital hasta para permanecer como empleado de una empresa”.

El economista Roberto Mella Cohn, represéntate de Núñez & Asociados dijo que las autoridades financieras deben poner atención a la situación que denuncia, porque está afectando a muchas empresas y personas particulares a quienes se les niega el derecho de disponer de cuentas bancarias, situación que puede provocar que se puedan hasta manipular mercados, afectar los medios de pago y económicamente los sectores sociales mas vulnerables.

En ese sentido expresó “Esta situación esta provocando el aislamiento de algunas comunidades vulnerables del sistema financiero mundial; tal es el caso de Somalia que depende de hasta un 45% de las remesas familiares y que hoy en día las mismas no tienen forma de llegar a sus ciudadanos porque las remesadoras locales no tienen cuenta para operar y no hay un sistema bancario o un nivel de bancarización suficiente que sustituya esa vía formal de envío de remesas…. Al paso que vamos, la mayoría de los países subdesarrollados parece que nos veremos en el espejo de Somalia.” Así mismo expresó “ también el tema del costo de las remesas entra en juego; hoy día, el costo de las remesas se encuentra en el orden del 7-8%, llegando en algunos países africanos hasta el 20%; me parece que el tema del derisking se mantendrá neutralizando proyectos impulsados por el mismo banco mundial y el G20 para disminuir el costo de las remesas como forma de desarrollo de la población mas vulnerable y que depende de sus remesas para susbsistir, y esto ocurrirá así por la falta de oferta (Remesadoras disponibles), y los altos costos que tienen que incurrir las pocas que existen para mantener una cuenta corresponsal para manejar esas operaciones internacionales.”

Concluye diciendo “hay demasiado en juego para que este fenómeno no se discuta y que el gobierno central lo ignore”.