Denuncian el maltrato de miles de caballos de carreras retirados en Australia

Por EFE viernes 18 de octubre, 2019

EL NUEVO DIARIO, AUSTRALIA.- Las autoridades australianas abrieron hoy una investigación sobre la matanza y trato cruel de miles de caballos de carreras retirados tras la divulgación de un vídeo en el que muestra cómo se los patea, golpea y arrastra hacia el matadero.

El vídeo forma parte de una investigación de dos años de la cadena pública ABC sobre la matanza de estos caballos en mataderos de los estados de Queensland y Nueva Gales del Sur para producir comida para animales domésticos y consumo humano, incluidas exportaciones a Europa, Japón y Rusia.

Las imágenes fueron grabadas con cámara oculta en mataderos como el de Caboolture, en Queensland, donde se calcula que al menos 300 caballos son sacrificados cada mes.

“El maltrato de los animales es horrendo. Se ha ordenado a los inspectores que vayan al matadero Caboolture inmediatamente. Las denuncias de crueldad animal serán investigadas y se tomarán más acciones si fuera necesario”, dijo el ministro de Carreras de Queensland, Stirling Hinchliffe, en su cuenta de Twitter.

El sacrifico de estos animales no es ilegal en el país, pero el reportaje expuso que la práctica es mucho más extendida de lo que se creía.

Según Racing Australia, organismo que regula las carreras de caballos -una industria que mueve unos 683 millones USD (614 millones de euros-, en Australia se sacrifican cada año 34 caballos de carreras retirados, cifra que se contradice con la proyectada por la denuncia periodística.

El presidente de Racing Australia, Barry O’Farrell, se mostró consternado y condenó el maltrato de los caballos y las “prácticas inaceptables” en los mataderos por las que también responsabilizó a las autoridades.

“Sabemos que lo que vimos son delitos graves bajo la ley estatal de bienestar animal”, dijo a ABC O’Farrell que se preguntó: “¿Dónde están los inspectores del gobierno estatal que garanticen que la calidad de esto esté dentro de la ley?”.

O’Farrell explicó que “nueve de cada diez caballos que dejan la industria van a los sectores ecuestres o de crianza”. “Una vez se retiran no podemos tener personal que vaya a verlos, cuando son propiedad de quien sea que los haya comprado o vendido”.

Australia, país que cuenta con estrictas leyes de protección animal, suspendió temporalmente en 2011 las exportaciones de ganado a Indonesia después de que un vídeo denunciara el maltrato que sufren en los mataderos del país asiático.

También ha regulado las exportaciones de animales vivos por las muertes por calor en los desplazamientos marítimos.

En 2017, el gobierno de Nueva Gales del Sur prohibió temporalmente las carreras de galgos y una investigación reveló que 68.000 perros fueron sacrificados en doce años hasta 2016 por ser lentos o no aptos para carreras con la complicidad de entrenadores y el encubrimiento del organismo que regula la industria.

 

Anuncios