Denuncian a dos influyentes exministros de Lula y Rousseff por corrupción

Por EFE viernes 10 de agosto, 2018

EL NUEVO DIARIO, SAO PAULO.- La Fiscalía brasileña denunció este viernes a los exministros Guido Mantega y Antonio Palocci, dos de los hombres más influyentes en los Gobiernos de Luiz Inácio Lula da Silva, hoy preso, y Dilma Rousseff, por corrupción y lavado de dinero, informaron fuentes oficiales.

La denuncia fue presentada este viernes por los fiscales de la operación Lava Jato, que investiga desde hace más de cuatro años el vasto escándalo de corrupción destapado en el seno de la petrolera estatal Petrobras.

También fueron incluidos en la querella Marcelo Odebrecht, expresidente de Odebrecht ya condenado por este caso y actualmente en prisión domiciliaria, entre otros antiguos ejecutivos de la constructora, así como los publicistas Mônica Santana, João Santana y André Santana.

Mantega y Palocci están acusados de “beneficiar directamente” a Odebrecht y a otras empresas del grupo, como la petroquímica Braskem, vía dos decretos y a cambio recibir millonarios sobornos, según la acusación.

La investigación reveló que Marcelo Odebrecht, con ayuda de otros exejecutivos de la compañía, hizo “promesas indebidas” a los dos exministros de Hacienda “con el objetivo de influenciarlos” en la elaboración de decretos que les favorecían en materia tributaria y fiscal.

De acuerdo con la Fiscalía, las coimas prometidas alcanzaron el valor de 50 millones de reales (unos 13 millones de dólares), cifra que se depositó en una cuenta específica de Odebrecht

“Este montante solamente era utilizado mediante la autorización de Guido Mantega, siendo que una parte de ese valor fue entregado” a los publicitarios denunciados para ser usado “en la campaña electoral de 2014”, en la que fue reelegida Rousseff.

La denuncia se basa en las declaraciones y pruebas presentadas por los exejecutivos de Odebrecht en el marco de un acuerdo de cooperación judicial que salpicó a decenas de políticos de todo el arco parlamentario.

“Quedó comprobado que, a lo largo de los años de 2008 y 2010, hubo una intensa negociación entre Marcelo Odebrecht y, sucesivamente, Antonio Palocci y Guido Mantega, para la elaboración de decretos que beneficiasen a empresas del grupo Odebrecht y permitiesen una solución de cuestiones tributarias”, señaló la acusación.

Mantega llegó a ser arrestado en 2016 por la Policía en el marco de la operación Lava Jato, pero fue puesto en libertad debido a su delicada situación personal.

Ministro de Hacienda entre 2006 y 2015, fue acusado entonces de solicitar donaciones ilegales para el Partido de los Trabajadores (PT), que aún lidera Lula, a empresarios favorecidos irregularmente con contratos de Petrobras.

Durante muchos años fue uno de los principales ideólogos económicos, al igual que Palocci, ya condenado por los desvíos en la petrolera estatal y quien cumple su pena en la sede de la Policía Federal de la ciudad de Curitiba (sur), donde también está recluido Lula.

El expresidente cumple desde abril pasado una condena de 12 años y 1 mes por corrupción pasiva y lavado de dinero en el marco de uno de los seis procesos penales que aún tiene abiertos con la Justicia, la mayoría por sospechas de corrupción.

A pesar de su delicada situación jurídica, Lula pretende presentarse a las elecciones presidenciales del próximo octubre, en virtud del liderazgo que le otorgan todos los sondeos de opinión divulgados hasta la fecha.

Sin embargo, su candidatura está virtualmente anulada porque la la ley electoral prohíbe que condenados en segunda instancia, como es su caso, se presenten a cargos electivos.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar