Del Potro tiene un regreso triunfal a Roland Garros

Por Associated Press martes 30 de mayo, 2017

EL NUEVO DIARIO, PARÍS (AP) — De vuelta en el Abierto de Francia por primera vez desde 2012, Juan Martín del Potro tuvo algunos problemas para ubicarse por los pasillos de Roland Garros.

“Nunca encuentro el lugar a donde tengo que ir”, bromeó el tenista argentino.

Del Potro no tuvo dificultades para encontrar su mejor versión una vez llegó a la cancha seis. El gigante argentino desenfundó su intimidante derecha y potentes saques para superar el martes 6-2, 6-1, 6-4 a su compatriota Guido Pella y avanzar a la segunda ronda del Grand Slam en arcilla.

El único indicio de las lesiones y cirugías de muñeca que han aquejado a Del Potro en años recientes fue su débil revés, el talón de Aquiles del tenista de 28 años apodado la “Torre de Tandil”.

“Jugó mejor que yo”, resumió Pella.

Del Potro, campeón del Abierto de Estados Unidos en 2009, es el 29no preclasificado en Roland Garros, donde juega por primera vez desde que alcanzó los cuartos de final hace cinco años.

Contra Pella, sumó 13 aces y casi el doble de winners, 33-17.

Sólo uno de esos winners fue con el revés, el tiro que más problemas le ocasiona desde que fue operado varias veces de la muñeca izquierda. Del Potro es derecho, pero utiliza ambas manos para el revés, que últimamente se ha reducido a un inocuo slice.

“Tiene una debilidad, y traté de explotarla”, agregó Pella.

Del Potro se perdió los Grand Slams durante dos años y medio debido a tres cirugías de la muñeca izquierda, hasta que finalmente volvió a los majors en Wimbledon de 2016.

El argentino también consiguió la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, donde eliminó a Novak Djokovic en la primera ronda y cayó ante Andy Murray en la final.

“Hoy pude demostrar que mi punto debido, que solía ser mi punto débil hasta hace poco, mi revés, ha mejorado. Creo que su estrategia (Pella) era tratar de obligarme a usar mi revés, y se dio cuenta de que ya no es mi punto débil y que pude utilizar mi revés bastante bien”, dijo Del Potro sobre el duelo ante su compatriota y compañero de Copa Davis.

“Pero sí es cierto que en algunos momentos me molesta un poco, porque sé que mi revés no es lo que solía ser”.

La arcilla nunca ha sido la superficie favorita de Del Potro, cuya potencia es más efectiva en las superficies rápidas. Aun así, en 2009 alcanzó las semifinales cuando perdió ante Roger Federer.

“Ese año pensé que sería mi año”, recordó.

Del Potro enfrentará en segunda ronda al español Nicolás Almagro, y podría toparse con Murray en la tercera.

“Tengo una actitud paciente, ya veremos qué pasa”, señaló. “Trato de no complicarme mucho, trato de no fijarme objetivos a largo plazo. Voy partido a partido”.

Apple Store Google Play
Continuar