Del Potro: “Contra los mejores del mundo no puedes dejar pasar oportunidades”

Por EFE Sábado 3 de Junio, 2017

EL NUEVO DIARIO, PARIS, 3 jun (EFE).- El argentino Juan Martín del Potro reconoció que se siente “frustrado” tras haber sido eliminado en tercera ronda de Roland Garros por el número uno del mundo, el británico Andy Murray, en un partido en el que lamentó haber dejado pasar oportunidades, sobre todo en el primer set.


“Siento mucha frustración, no puedo creer cómo he perdido ese set, he tenido muchas oportunidades para ganarlo, he jugado un buen set, pero cuando juegas contra los grandes campeones, no puedes dejar pasar las oportunidades”, dijo el de Tandil, que perdió por 7-6 (8), 7-5 y 6-0.

Del Potro dispuso de cuatro bolas de set en el primer parcial, pero finalmente cayó del lado del escocés, que, según el de Tandil, “fue mejor en los momentos clave”.

“No puedes hacer una doble falta en una bola de set”, dijo el argentino, que señaló que en otras pudo pegarle más fuerte con su derecha y no lo hizo esperando el fallo de su rival.

Del Potro aseguró que también sintió que tuvo opciones de ganar el segundo set, pero que en el tercero pensaba ya demasiado en las opciones que había dejado escapar al tiempo que Murray elevaba su nivel.

El argentino dijo que se sintió especialmente emocionado por el apoyo del público francés, que le animó en todo momento y a quien, dijo, quiso devolver el cariño aferrándose al partido.

“Con tanto apoyo y cariño, que no pasa muchas veces, son momentos que uno quiere vivir. Tuve que esperar cinco años, tres veces operarme de la muñeca y muchas cosas malas, para vivir lo que viví emocionalmente. Son contados con los dedos de la mano los que pueden vivir eso. Quería seguir jugando, darle la vuelta para que el público también lo disfrutara”, aseguró.

Del Potro señaló que pese a la derrota su tenis está mejorando, aunque confesó que le quedan todavía aspectos para parecerse al de hace unos años.

Lamentó no haber podido reeditar las dos “batallas” que mantuvo el año pasado contra Murray, una en la final de los Juegos de Río, con victoria del escocés, y la otra en las semifinales de la Copa Davis, en las que se impuso.

Pero elogió el juego de su rival, “uno de los tenistas más inteligentes del circuito”, que fue capaz de buscar “los puntos débiles” de su tenis, lo que explica “que sea el número uno del mundo”.