Del exilio político al exilio económico

Por viernes 3 de abril, 2015

Durante mi adolescencia viví la experiencia de cómo en el gobierno del Dr. Joaquín Balaguer eran despatriados muchos hombres, cuyo único pecado fue luchar por la implementación de una democracia genuina y auténtica. Muchos de ellos, jamás regresaron a su país. Fueron exiliados políticos, cuyas voluntades civiles le permitieron entregar lo mejor de sí para que nuestro pueblo tuviera las ventajas de vivir en una sociedad justa, y que garantizara un gobierno que respetara los derechos humanos.

Pero el Dr. Balaguer fue sólo una ficha del ajedrez político que se había armado para mantener un sistema socio-político que respondía a una clase dominante, integrada por los remanentes de la dictadura de treinta años del gobierno de Rafael Trujillo Molina. Esa clase burguesa y oligárquica no renunciaría a la lucha de mantener sus privilegios cualquiera que fuera el precio. Un precio psicológico y sangrientamente caro. Pero, la culpa no puede ser adjudicada exclusivamente al Dr. Balaguer y a los usurpadores del estado de aquel entonces, también las fuerzas foráneas influenciaron, imponiendo vilmente su poder para dirigir sus políticas de control del estado, detrás del poder.

Vale aquí mencionar a aquellos sicarios políticos que obedecen solo a sus intereses y son los que flotan como el corcho en una vasija de agua. Siempre, siempre están arriba con el que esté de turno. Lo lamentable de todo es que son dominicanos. La desigualdad económica establecida por todos estos factores adversos al avance de nuestra nación, hicieron que se incrementara la perdida de la esperanza de muchos hombres y mujeres que vieron como su única salvación el tener que decidir vivir en tierras ajenas.

Nos llegan a la mente aquellas largas filas de dominicanos (as) en el consulado Venezolano, buscando visas para ese país hermano. Qué decir de las filas en la Cesar Nicolás Penson esquina Máximo Gómez, donde estaba ubicado el consulado de los Estados Unidos. En estos tiempos modernos nos preguntamos, cómo es posible que las esperanzas dejadas atrás por el regreso a nuestro país todavía es un sueño.

Muchas de los que vieron ese sueño convertido en realidad y regresaron, súbitamente despertaron de una pesadilla, cuando tuvieron que retornar nuevamente dejando su país porque, las condiciones no le permitieron desarrollar sus planes debido al estado de corrupción e inseguridad existente en el país. Las mismas condiciones para el exilio económico.

Entonces, podemos llegar a la conclusión de que el exilio político que se inició por las injusticias sociales, y que obligaron a los ciudadanos a embarcarse en la incertidumbre de renunciar a su suelos patrios, han hecho que en la actualidad tengamos un enorme exilio económico. Pero, las injusticias se han incrementado, y solo la voluntad y los valores familiares de los que estamos ausentes, han podido mermar mínimamente las condiciones de los nuestros en el país. Las remesas que enviamos, paliativamente, hacen que ellos estén mejores.

Las preguntas y conclusiones que a diario escucho de muchos compatriotas y compañeros de este exilio económico, me sirven de aprendizaje sobre la psicología política de nosotros. He podido asimilar que existen muchos que podríamos estar equivocados por ignorancia, pero eso no nos da razón para justificar nuestras posiciones erradas. No podemos estar conscientemente tranquilos a subienda de que existe un sistema político y socio económico que mantiene el país sin posibilidad de ofrecer una democracia justa. Los 12 años de Balaguer, que heredaron el marasmo de atraso e injusticia del gobierno de Rafael Trujillo; los errores cometidos por el Partido Revolucionario Dominicano, especialmente los del gobierno del 1982-1986, y penosamente lo cometidos por los 16 años de los gobiernos del Partido de la Liberación Dominicana, nos dejan en la disyuntiva de analizar cuál debe ser nuestro rol en las próximas elecciones. Se hace obvio pensar que necesitamos un movimiento donde converjan los mejores intereses de la nación.

Por Ángel Aguasvivas

Anuncios