Defensora de los derechos humanos en Nicaragua denuncia amenaza de muerte

Por El Nuevo Diario Jueves 9 de Marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, MANAGUA.- El Centro por la Justicia y los Derechos Humanos de la Costa Atlántica de Nicaragua (Cejudhcan) denunció hoy que su presidenta, Lottie Cuningham, recibió una amenaza de muerte.

El Cejudhcan informó de los hechos al Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), otro organismo no gubernamental al que expuso el caso de su presidenta.

Según la denuncia, Cuningham, quien tiene a su favor medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, recibió una nota amenazante el martes pasado por criticar al Gobierno que preside el sandinista Daniel Ortega.

El mensaje, recibido en una red social, provenía del usuario "Nazchi Guirre", que utiliza un logotipo de perfil con las iniciales "D.O.S", en fondo "rojo y negro".

"Cejudhcan es una ONG que solo se dedica a difama(r), por eso debe cerrar y lo juro, el Gobierno lo va a cerrar. Una publicación más en la prensa, radio o televisión, ya saben lo que le va a pasar. Y no queremos ver que crucen en nuestro camino, ahí si te vamos a aniquilar. Si quiere guerra, tendrá guerra, la guerra significa sangre", escribió el amenazante anónimo.

Para el Cenidh, esta amenaza de muerte representa un peligro para que los defensores y defensoras de derechos humanos de Cejudhcan puedan ejercer libremente su labor y acompañar a las víctimas de violaciones a derechos humanos, como lo han venido desarrollando tanto a nivel nacional como a nivel internacional.

Además, constituye una tortura psicológica a la que desde hace varios meses está siendo sometida Cuningham, generando grandes riesgos para su salud.

El Cenidh recordó al Estado de Nicaragua que el 8 de agosto de 2016 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dictó medidas cautelares a favor de ocho miembros de Cejudhcan, incluida Cuningham, y amplió las medidas cautelares para algunas comunidades del Caribe.

En ese sentido, el Cenidh exhortó al Estado a que cesen las acciones de hostigamiento en contra de los defensores de derechos humanos de Cejudhcan.

También a que se proceda de forma inmediata y responsable a investigar y establecer las responsabilidades penales de los autores materiales e intelectuales en su caso, "para que estos hechos no vuelvan a repetirse".