Defendamos el Gobierno serio y responsable de Danilo Medina

Por Jose Guerrero lunes 5 de junio, 2017

Si el PLD desea mantenerse fuerte tiene que preservar en los actuales momentos la unidad interna que como partido siempre lo a caracterizado, apoyando el Gobierno hasta ahora mejor valorado que ha tenido la República Dominicana en toda su historia republicana.

Como resultados de sus sabias ejecutorias, que dieron al presidente Danilo Medina una valoración por encima del 90 por ciento en su gestión de gobierno 2012-2016, se ha logrado una mejoría notable en la educación, la salud, las libertades públicas, en turismo y otros renglones importantes de nuestra economía.

El presidente Danilo Medina ha logrado hacer lo que “nunca se hizo”, erradicar definitivamente el analfabetismo, fomentando la agricultura con las denominadas “visitas sorpresas”, y sus gobiernos no son responsables, ni deben de ser involucrados en el flagelo de lesa humanidad de los fraudes y sobornos puestos en ejecución por una compañía brasileña.

Por eso, tenemos que preservar la unidad de la alta dirigencia del Partido de la Liberación Dominicana después de su exitosa victoria en el ultimo conteo electoral que alcanzo un 62 por ciento, nunca antes visto en las pasadas elecciones del 2016, en donde gano quien tenia que gana

Es obvio, que una oposición que no se recupera de la resaca que haber perdido unas elecciones recientes, con miras al 2020 le quiera hacer la vida difícil al Gobierno.

Estos son los propósitos de la denominada “Marcha Verde”, la desestabilización del Gobierno encabezado por el Presidente Medina, creando el precedente para la próxima contienda electoral.

A mi entender, con la división interna no logramos nada y por el contrario se llego la hora de lanzarnos a la calle igual hicimos en la campaña electoral pasada a defender nuestro gobierno legal y constitucional, si fuera necesario con uñas y dientes, sobre todo por su hermosa obra de gobierno desarrollada desde 1996 a la fecha.

 Son muchas las falsas acusaciones que hemos soportado, por un hecho como el de la Odebrecht, una compañía del diablo, que con sus actividades ilícitas daño la buena imagen de muchos países, sobre todo de América Latina y del mundo mundo.

Esas protestas están dirigidas por el Partido Revolucionario Moderno, (PRM), y otras pequeñas agrupaciones de oposición que adversaron al PLD, en su mayoría, algunas de ellas habían permanecido aliadas al partido oficial y buscaban un aumento de su cuota.

Claro, la democracia necesita de una oposición organizativa, constructiva y prudente; hasta un poco agresiva en sus reclamos, y lo sabemos; pero esto no nos quita el derecho de ningún modo, de demostrar que somos una mayoría y estamos apoyados masivamente por el pueblo dominicano.

 

Sean razonables amigos de La Marcha Verde, ustedes le hubieran hecho esto a los gobiernos de Joaquín Balaguer; de Antonio Guzmán Fernández, de Salvador Jorge Blanco, de Hipólito Mejía (Papa)?. Claro que no!. Esto se hace por el exceso de democracia que se vive en la R.D. en los actuales momentos. No lo creo, ya que lo que vienen haciendo es abusando del exceso de libertades públicas de los gobiernos democráticos del PLD.

El poder civil conjuntamente con sectores poderosos de las Fuerzas Armadas en 1965, fue lo que permitió que los revolucionarios, en mi caso del Movimiento 14 de Junio, nos lanzáramos a las calles a reclamar el complimiento de la constitución y las leyes, con todo el éxito del mundo y el apoyo de la comunidad internacional. Somos revolucionarios orgullosos que luchamos por nuestra soberanía y la democracia y así ancianitos continuaremos haciéndolo en honor a la verdad y siempre y cuando  las circunstancias lo meriten y que el país lo necesite; no ahora, ya que este gobierno ha sido producto de nuestra lucha.

Y Quiero dejar bien claro, que si hubo alguna persona sobornada en ese fraude colosal, todos somos afectados de una manera u otra, sobre todo los que hemos llegado a una edad avanzada, en medio de la extrema pobreza; a pesar de que como Jesús predico el amor y el perdón, yo deseo que Dios se lo cobre, que por más dinero que tengan, por su avanzada edad, podrían estar casi todos llegando al final de la jornada aquí en la tierra; ni se pueden llevar el dinero para el infierno, ni pueden alcanzar los 1000 años de vida aquí en la tierra para disfrutarlos. La honradez vale más que mil millones. El dinero excesivo y mal habido ciega y causa traumas.

 

Autor: José Guerrero M.

 

 

 

 

Comenta