´´Declive de seis décadas de gloria´´

Por JOSE ENRIQUE TORRES viernes 31 de marzo, 2017

Europa ha sido, dentro de un contexto histórico, el epicentro de los eventos más convulsos que trascienden en espacio y tiempo, cambiando el ritmo de vida de las sociedades del mundo.

El primer paso a la integración de este continente se suscitó basándose en una asociación económica y el establecimiento de una zona de paz que, indiscutiblemente, ha perdido en la última década. Durante los años 50, cuando se estableció la Comunidad Europea del Carbón y del Acero que significó el primer paso de esa unión económica y política de los países europeos para lograr sus objetivos estratégicos postguerra.

Alemania, Bélgica, Francia, Italia, Luxemburgo y Países Bajos, son sus Estados fundadores, poseían una característica común, el reconocimiento de la necesidad de fomentar la integración para el fortalecimiento de sus bases socioeconómicas y la reestructuración de las relaciones para garantizar un ambiente estable en el centro financiero mundial de la época.

Pero… ¿En qué falló la Unión Europea?

Una crisis sustentada en una alianza enfocada en la democracia y que, a medida del tiempo atestiguaba una prosperidad irreversible, falló y después de sesenta años de haberse beneficiado, Europa se convierte nueva vez en un escenario con aires de ruptura.

En consecuencia, crisis económica por préstamos insostenibles en el seno del organismo, un mal manejo de los fondos y las cooperaciones, esencialmente debido a la unión bancaria que se creó con el fin de mitigar la crisis económica mundial que azotó en 2010, una crisis migratoria inducida por las potencias, un sentimiento de segregación y el cambio climático sigue siendo un frente difícil de atacar por los Estados miembros.

Luego del proceso de elección en el año 2014, el Parlamento Europeo cede espacio a los ´´Euroescépticos´´, motivando el sentimiento nacionalista. Se crea un ambiente de inseguridad, Crimea se anexa a Rusia, aumenta el extremismo religioso en Oriente, se debilita la política interna para hacer frente a la problemática del terrorismo, se impulsa entonces, una nueva política de seguridad que, aun a la fecha no ha surtido efectos positivos.

Desde luego, retornar a los valores esenciales que dieron vida a la Unión Europea se hace cada vez más necesario. Reino Unido activó el artículo 50 del Tratado de Lisboa, dando paso a la voluntad del referéndum del 2016 y Theresa May, Primera Ministra de Inglaterra, es la protagonista de esta larga jornada que establece dos años de negociación, por otro lado, Francia se encuentra en una contienda, donde la favorecida de las encuestas Marine Le Pen, del partido Frente Nacional, posee un discurso controvertido de separación de la Unión.

Francia y Reino Unido, dos de los principales colaboradores económicos de la Unión Europea, debilitan los cimientos que dieron origen al organismo, una asociación económica y el establecimiento de una zona de paz.

Definitivamente, la Unión Europea es testigo del declive de seis décadas de gloria y una de crisis, que amenaza con su final.

 

Comenta