Decadencia de la Ley 316-64 Vs Ley 630-16

Por Junior Pérez martes 23 de marzo, 2021

En los 16 años de gobiernos del PLD el servicio exterior dominicano obtuvo un elevado grado inusitado de deterioro y de desprestigio nunca visto en toda nuestra historia republicana. La representación diplomática y consular conducida por los gobiernos del PLD acogió la cultura de la ignominia y de la humillación al decoro como una ofensa a la inteligencia, sobre todo para aquellos consagrados a la carrera diplomática. Por lo que la sanción de estas leyes le cerró la oportunidad a muchas personas poder optar por aplicar a tan prestigiosa carrera, siendo ambas violatorias del derecho constitucional de la igualdad de oportunidades tal expresado en nuestra constitución dominicana.

Quizá el Mirex  sea la única institución en el mundo, donde el personal al servicio del exterior no es seleccionado mediante un concurso de ingreso a la carrera diplomática y consular. La participación en estos concursos en todo el mundo exige como requisitos previos que el aspirante tenga un grado universitario en Derecho, Economía o Relaciones internacionales y haya aprobado exámenes de dominio del inglés o del francés u otros idiomas.

La importancia atribuida al conocimiento idiomático es esencial a cualquiera en el ámbito de la  carrera diplomática y consular, ya que el funcionario no solo debe relacionarse continuamente con colegas extranjeros que desconocen el español o lo hablan de forma limitada, sino que además mucho de su trabajo hace fundamental la lectura y comprensión de documentos en otros idiomas. Un diplomático o un cónsul que no domine al menos el inglés resulta de muy cuestionable utilidad para el Ministerio y para el país.

No solo por la parte de un derecho constitucional de incumplimiento, sino que nunca se ha cumplido la ley a su total efecto, en el sentido que muchos de los que hoy gozan de una posición determinada en el exterior, nunca fueron movilizados, trasladados o pues peor aun ni siquiera evaluados para ver si demuestran capacidad alguna para tales fines, ¿Cómo pueden existir funcionarios determinados en algunos países, acreditados desde 1996, sin ni siquiera haber recibido una evaluación de competencias? ¿Preocupante no?.. No solo en la evaluación de competencias, sino que vemos muchos de ellos que no tienen ninguna formación en Redacción y ortografía castellanas, Historia de la República Dominicana, Protocolo, Historia Universal, Economía, Política exterior de la República Dominicana, Política exterior mundial, Derecho internacional y sobre todo geopolítica.

Además, una de las cosas más problemáticas, es que muchos gozan de la nacionalidad en los países acreditados y no hacen cumplimiento a la ley 630-16 en varios de sus artículos, por lo que queda reflejado que la ley debe de ser revisada, para que la gestión que encabeza el presidente Luis Abinader no quede manchada por no realizar semejante revisión.

Si nuestra futura representación al servicio exterior no reúne ni lo mínimo expuesto en este artículo, entonces estaremos haciendo y siendo más de lo mismo de lo que hemos criticado en los gobiernos del PLD.

Atención presidente….

Por Junior Pérez

 

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar