De maquinarias electorales a instituciones forjadoras de éxitos

Por Heriberto Victoria

La necesidad en la sociedad de una formación integral en los partidos políticos.

A raíz de que el partido de gobierno dejó fuera de la Dirección Ejecutiva connotadas personalidades de esa organización, uno de los perjudicados siendo el más mediático y aspirante a la Presidencia del país por ese partido dice lo siguiente “a dos años de gobierno del PRM los compañeros de las bases no tienen empleos, pero sus adversarios del gobierno anterior siguen empleados”. Y aunque los acontecimientos de la exclusión de la Dirección Ejecutiva generan, como de costumbre, la sorpresa de los interesados en el acontecer político, en está ocasión estaremos discutiendo esas declaraciones.

Debemos estar conscientes de que significa llegar al poder para obtener oportunidades de empleos, es un tema que debe evaluarse, debe ser discutido de manera abierta y sincera en la sociedad, pero sobre todo en las organizaciones políticas. En el pasado vivimos lo perjudicial que resultó crear las famosas nominillas que resolvió pagar sueldos a los compañeros para mantenerlos contentos y activos en el partido, entonces un partido como el PRM que supuestamente tiene más de 1.6 millones de militantes, representa una membresía imposible de colocar en la nómina pública, la problemática se intensifica por las siguientes características:

 

  • La mayoría de los miembros de un partido desean puestos de liderazgo, pero gran parte de los empleos implican otras responsabilidades (conserjería, chófer, mensajero, otros).

 

  • Según el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo eran 599,000 los empleados públicos en enero de 2022.

 

  • Un poco más de cien mil son docentes y un poco menos de diez mil son empleados de carrera, dejándonos menos de 489,000.

 

  • Los ministerios y viceministerios nunca corresponden a las bases y cargos medios, más bien suelen ser espacios reservados para la élite y apellidos sonoros.

 

  • Y por último, no suelen estar capacitados a nivel profesional.

 

Tomando este último inciso me gustaría plantear tres puntos en los que suelen adolecer los partidos políticos en la actualidad y donde deben centrarse las direcciones de esas instituciones. El primero debe ser una voz única al renegar de las botellas, tal práctica corrompe la institucionalidad partidaria y socava el progreso del estado. El segundo debe ser orientado en despertar la conciencia de cada persona en las capacidades de empleo en el gobierno, ya que el estado es de todos, debemos cuidarlo y preservarlo, más no repartirlo. El tercero y último es que dichas instituciones políticas deben promover programas de educación y formación continua entre sus militantes en diversos niveles académicos, la preparación de sus allegados es un arma fundamental para lograr alentar a sus miembros en una vida independiente de la cosa pública, eso les ofrecerá autonomía y vincularía a la organización con un militante político eternamente agradecido y positivamente crítico. Finalmente dejo la siguiente frase con fines de reflexión.

 

“La educación ayuda a la persona a aprender a ser lo que es capaz de ser”.

Hesíodo

 

__________________________________________________

Por  Heriberto Leonidas Victoria Ramírez

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar