De lunes a viernes

Por Germán Martínez
Hemos dicho en reiteradas ocasiones que somos un pueblo difícil de gobernar, acostumbrado por los políticos al paternalismo de estado.
De lunes a viernes todo está mal, llega el viernes y comienza la fiesta porque según afirman el cuerpo lo sabe y se prepara para el romo, la cerveza, el colmadon, la playa y cualquier esquina.
Todo eso va acompañado de juegos de azar, comilonas y demás, para lograrlo si es necesario tomamos el dinero de compromiso y hasta prestado al 20 porciento.
Somos así, y si alguien nos observa esas conductas es nuestro enemigo, mientras el gobierno y el Presidente Luis Abinader hacen maravillas para sostener precios y lograr estabilidad y crecimiento en medio de la peor crisis, igual de lunes a viernes pero el ejecutivo trabajando.
POR GERMÁN MARTÍNEZ.

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar