De lo que reclamó el diputado Jorge…

Por JOSE ANTONIO MATOS PEÑA viernes 8 de febrero, 2019

Esta semana, se destapó en su hemiciclo, el diputado de la República por la provincia Bahoruco, Edwuard Jorge, con un clamor que desnuda ante la opinión pública nacional lo injusto del estado dominicano, frente a una provincia que en cuanto a potencialidades es de las mas ricas en el promedio y relación con las 31 restantes, y en la práctica  es la quinta en la lista de pobreza.

A pesar de que la exposición del diputado Jorge fue brillante por su claridad, dramatismo e imágenes de un hospital, que como dice la expresión popular, significan  más que mil palabras; se quedó corto, no por deseo o desconocimiento, sino  por espacio y oportunidad, nos queda a nosotros, los ciudadanos conocedores de esas realidades, hacer la carrera de relevo comunicacional, para que se haga justicia presupuestal a una provincia histórica,  que vio entre sus ciudadanos al primer presidente de la primera junta gubernativa, don Tomás Bobadilla y Briones, que vio en su seno las primeras luchas significativas que dieron origen a nuestra nación, como el llamado baño de sangre, agregando mártires y héroes a la lucha triunfal.

 

La provincia Bahoruco se va expresando agradable a este grito, cual Fray Antonio  de Montesinos, de su diputado, al cual le aportamos por este medio, obras varadas por la falta de voluntad política y gubernamental, de una u otra manera, a ver: 1.- el Canal Lateral Neiba, bautizado por nosotros como la espina dorsal de la agricultura y economía de Neiba, que adicional a las más de 30 mil tareas que irriga precariamente, puede adicionar a la producción unas 25 mil más, además de la eficiencia que le puede inyectar su existencia canalizada.

Este canal tiene más de cinco años detenido por falta de fondos, con cerca de cien millones, pudiera completar con diez kilómetros, su cometido inicial, unos 18 o 20 kilómetros de canal. 2.- La presa de Monte grande, vital para la agricultura y vida de gran parte de este valle de Neiba que ocupamos, al paso que vemos como fluyen sus recurso económicos de ejecución, no le vemos fecha de terminación; esta presa, gran amortiguador de inundaciones y sequías, de la zona y el lago Enriquillo, no son totalmente la solución en la zona, ya que quedarían entre los municipios de Neiba y Jaragua unas 35 mil tareas de tierras sin irrigar, lo cual pudiera ser suplidas además de agricolamente, como potable y producción de energía eléctrica, con una o dos mini presas al río Panzo, en la parte norte de Neiba, con una altura cercana a los 800 metros sobre el nivel medio del mar (lógicamente, previo estudio técnico estructural de factivilidad que estamos procurando), este río es capaz de acumular unos cinco millones de metros cúbicos en un año, los cuales, junto a la calidad de esas aguas se merecen aquilatar.3.- Calles de Neiba y demás municipios como Los ríos, su río, el Barrero, digno de estudiar y más opciones de desarrollo en toda la provincia Bahoruco, canales de riegos por reparar más una mejor asistencia económica a los sistemas de bombeo de aguas completan este primer compendio de necesidades que comenzamos con estas breves notas, Variarían enoememente la calidad de vida en  esta provincia y gran parte de la región Enriquillo.

 

POR JOSÉ ANTONIO MATOS PEÑA

Anuncios

Comenta