De la zona colonial dominicana al viejo San Juan puertorriqueño

Por José Ernesto Devárez viernes 4 de enero, 2019

Viajando en el ferry para descansar y tocar las raíces comunes de la colonización 

EL NUEVO DIARIO, SAN JUAN, PUERTO RICO.- Me dejé llevar por la mansedumbre del inmenso buque Kyron y por lo que ofrecía la línea Ferries del Caribe, al advertirme que las vacaciones comenzarían desde el momento del abordaje.

Aquí, el descanso es una opción, cuando lo que se quiere es disfrutar del viaje y no tentarse con la gran gama de actividades preparadas por la línea crucerista.

El buque Kyron con capacidad de mil setecientos cincuenta huéspedes es imponente, su estabilidad en el mar se convierte en confort en sus camarotes, e invita al descanso a quien así lo decide.

La salida desde la zona colonial dominicana está precedida de cordialidad y fino trato del personal de la empresa. Alexandra Nova, luce afable y cordial, luego descubriremos que es un sello exhibido por todo el personal de la línea de crucero.

EL VIEJO SAN JUAN

Esta tradicional zona de inspiración y disfrute luce en todo su esplendor, ningún vestigio queda de los fenómenos atmosféricos naturales de los últimos tiempos, todo ha tornado en esplendor y limpieza.

Viajar saliendo desde la zona colonial dominicana hasta este viejo San Juan, es un viaje por las raíces comunes del colonizador edificador de fortines, fortalezas y castillos, con estrechas calles y elementos comunes a ambos escenarios.

No es extraño encontrar una fiesta popular en la que se entone la plena puertorriqueña a cargo de algún grupo folklórico, en uno que otro de los parques públicos, o a la entrada de las plazas comerciales  como Plaza Las Américas, o Mall de San Juan, invitando al disfrute pleno de un merecido viaje entre ambos países.

LA LINEA DE CRUCERO

Ferries del Caribe es una empresa puertorriqueña para el transporte marítimo de pasajeros entre Puerto Rico y República Dominicana, con los más altos estándares en términos de servicios, amenidades y entretenimiento.

El viaje es tranquilo y en horas de la noche desde la capital dominicana y ciento once empleados del área de hotel, se encargan de que el viaje sea una cómoda experiencia. La nave posee  un restaurant estilo buffet y otro a la carta que ofrecen un variado menú compuesto por comidas internacionales con carnes, mariscos aves y opciones vegetarianas, y una gran diversidad de salas de estar.

Posee tienda libre de impuestos, salón de belleza y spa, entre otras facilidades. Una de las áreas comunes más atractivas es la llamada “open deck” donde las personas pueden disfrutar de música y show en vivo al aire libre y una gran barra de apoyo.

Ciento setenticinco amplios y modernos camarotes, que varían en precio según la comodidad y el espacio que el huésped necesite, pero que siempre se equiparan a cualquier habitación de hotel, pueden ser de exterior con vista al mar o de interior y acomodan entre una a cuatro personas.

Viajar en manos de Ferries del Caribe, es una excelente opción para recrear historia y de paso descansar si es su gusto, o mantenerse de rumba si es su predilección.

Anuncios

¡Mantente informado!

Suscríbase para recibir las noticias más importantes del país y el mundo directamente en su correo
SUSCRIBIRME
X
Apple Store Google Play
Continuar