De la Regla de Oro al Traje a la Medida del PRM

Por viernes 12 de agosto, 2016

En una democracia política los partidos políticos tienen la libertad de hacer muchas cosas solamente porque les convienen a sus intereses partidarios. No importa que estén en el poder o que estén en el gobierno siempre hay cosas que ellos hacen para su beneficio como partidos políticos.

Pero al mismo tiempo que hacen cosas que les convienen a ellos, los partidos políticos también tienen que pensar en la gobernabilidad y la institucionalidad ya que si estas llegan a fracasar los más perjudicados son ellos mismos; ya que en ausencia de democracia los partidos son ilegalizados o eliminados.

Digo esto como preámbulo porque hay cosas que uno puede entender y hasta aceptar como parte de esa dinámica que describimos anteriormente, pero hay muchas otras que son incomprensibles a la luz de la racionalidad y el buen juicio político.

Desde hace mucho tiempo en el poder municipal se ha aplicado la llamada “Regla de Oro” al momento de escoger a las autoridades de las Salas Capitulares. Esta regla, que se la inventó el Dr. Pena Gómez, consiste en que el Presidente de la Sala Capitular sea del mismo partido que ganó la sindicatura.

La llamada Regla de Oro no es tan democrática que digamos ya que el Presidente del ayuntamiento lo deben escoger libremente los regidores, pero tampoco es antidemocrática ya que ellos mismos son los que se ponen de acuerdo para escoger uno entre ellos que sea del mismo partido que ganó la sindicatura.

Ahora resulta que el PRM, antiguo PRD, dice que no aplicará la llamada Regla de Oro porque la misma no es democrática. Dicen que sus regidores y los del PRSC se pondrán de acuerdo para escoger el Presidente del ayuntamiento y demás miembros de la sala capitular en ayuntamientos donde el PLD ganó la sindicatura.

Visto así parecería que el PRM y el PRSC tienen más vocación democrática que el PLD ya que quieren el balance y el contrapeso para una mejor gestión municipal; pero la realidad es que solo buscan beneficiarse políticamente del escenario que se presenta en esos ayuntamientos.

Pero como dijimos al comienzo los partidos políticos siempre buscan beneficiarse de las situaciones que se presentan en la política y lo anterior cae dentro de esa realidad.

En donde el PRM la bota por los 415 es cuando le pide al Presidente Danilo Medina que la escogencia de los jueces de las Altas Cortes se haga por consenso y no por mayoría en el Senado y en el Consejo de la Magistratura.

Lo anterior nos dice que el PRM tiene una forma nueva de ejercer la política que es “La Regla de Oro del Traje a la Medida del PRM”, la cual consiste en ajustar todo a lo que convenga a ese grupo político emergente y que se vislumbra como la nueva panacea política de la República Dominicana.

Los hechos se encargan por sí solos de descifrar esa nueva forma de hacer política. Primero estuvieron de acuerdo con las máquinas de contar los votos y cuando se dieron cuenta de que perderían 2 a 1 decidieron entrarle al sistema electoral para desacreditarlo sin tomar en cuenta el peligro que eso representa para la democracia y la gobernabilidad.

Este es el momento en que todavía “Adivina-A-Ver” no reconoce el triunfo en buena lid del PLD y su candidato Danilo Medina en las elecciones del 15 de Mayo pasado. A lo mejor lo va a dejar para hacerlo en sus memorias que posiblemente vengan más temprano de lo que uno se imagina.

Luego vino el diálogo para discutir la Ley de Partidos Políticos y la Nueva Ley Electoral que tanta falta hacen a la democracia y la transparencia política y electoral. En ese escenario el PRM dice que solo participarán si se escogen las Altas Cortes, la Nueva JCE y la Cámara de Cuentas antes que la Ley de Partidos y la Ley Electoral.

Entonces el PRM es la medida de todas las cosas en la República Dominicana porque todo debe ser hecho a su conveniencia partidaria. La única explicación que encuentro a esto es que el Líder Temporal del PRM es un típico miembro de la “Generación Y” que siempre buscan que todo ocurra para su beneficio porque ellos no nacieron para sacrificarse ni para dar nada para beneficio de la colectividad.

Si el liderazgo político dominicano cede a esas exigencias del PRM entonces deben prepararse para que le entreguen el Poder en el 2020 o antes aunque el pueblo no lo haya elegido para ello.

Desafortunadamente en política los trajes a la medida son muy difíciles de hacer y el que no entiende la dinámica que se prepare porque la realidad lo va a hacer despertar.

Por el Ing. José A. Pérez Méndez

Anuncios