De aquí al 2o serán muchos los ¨ chelitos ¨ que botaran

Por Humberto Salazar Lunes 27 de Marzo, 2017

Solo a un idiota o alguien que no tiene el menor conocimiento de cuanto cuesta movilizar gente en el país, se le puede ocurrir que las personas acarreadas en la mañana de ayer hacia Santiago, fueron de modo voluntario y ciudadano a ¨cojer¨ lucha para darle vitrina a algunos ¨personajillos¨ de la trulla opositora.

Dice un refrán que cuando alguien se sube mucho la falta ¨se le ve el refajo¨ y nosotros quisiéramos saber que une las voluntades de Luis el ¨Adivinader¨, Narciso ¨Farc¨ Isa, Guillermo ¨abarca mucho¨ Gómez, Orlandito ¨el duplo¨ Jorge Mera, entre otros, que no sea tener las nalgas marcadas por las seis pelas consecutivas que les ha dado el Partido de la Liberación Dominicana.

Lo que se vio ayer no fue mas que otro intento de un grupo de dirigentes de los partidos que perdieron deshonrosamente, para ellos, las últimas elecciones nacionales, de intentar meter por debajo de la puerta sus derrotados proyectos políticos a través de un reclamo que debe hacerse a través de los canales institucionales, que son los tribunales de la República.

Nos imaginamos que algunos de los asistentes, de esos que destilan odio y frustración en sus comparecencias públicas, se hacen la vana ilusión de que llevando gente en guaguas desde todas partes del país una vez al mes a algunos pueblos del interior, podrán mantener una presión política que se torna tan larga como es la espera para las elecciones del año 2020.

El libreto escrito para la primera marcha, aquella que se celebró en la capital en el mes de enero, ya no existe, es decir, está claro que será imposible que la ONU intervenga en la República Dominicana con un denominado ¨fiscal especial¨, es una consigna que se abandonó y deberían borrarla del ¨libro verde¨ que cargaron como rumiantes hasta la puerta del Palacio Nacional.

Ahora agregan una ¨preocupación por la concentración de poder en un solo partido político¨ que ha sido lamentablemente, para ellos, fruto del único que de acuerdo a la Constitución Dominicana tiene la potestad de quitar y otorgar ese poder, el pueblo dominicano a través de sus votos en las urnas cada cuatro años.

Así como en principio la marcha en la capital fue dominada por personas que pertenecían a varios de los movimientos adheridos tradicionalmente a la ¨sociedad civil¨ cercana al antiguo PRD hoy PRM, la de ayer fue claramente la demostración de una alianza entre la parte de este último partido aliada a Luis ¨Adivinader¨ y los sectores que pugnan por boicotear la construcción de las plantas de Punta Catalina porque afectan sus intereses económicos.

Llevar gente a caminar cuenta dinero, y mucho, que en este caso es parte del ultimo esfuerzo que se hace para intentar desacreditar el esfuerzo serio que está haciendo el gobierno del Presidente Danilo Medina para resolver el problema mas antiguo que tenemos los dominicanos, la energía eléctrica, tanto, que somos varias las generaciones de dominicanos que nunca hemos vivido sin que la palabra ¨apagones¨ esté dentro de nuestro vocabulario.

Aquellos que cada año tienen ingresos que fluctúan entre los 400 y 600 millones de dólares, tienen dinero demás para pagarle a muchos de los ¨tigueres¨ de los barrios un viajecito a Santiago, como sucedió ayer para hacer el ¨bulto¨ suficiente para seguir promoviendo la idea de una sobrevaluación que no existió y dar esperanzas a un grupo de políticos frustrados por los continuos rechazos que les ha dado el pueblo.

Esta misma semana, esos mismos grupos sufrieron dos reveses terribles que debieron hacerlos reflexionar sobre la racionalidad de sus movilizaciones, por una parte el Fiscal especial brasileño Carlo Bruno Ferreira Da Silva, que vino al país a dictar una conferencia sobre el caso Lava Jato, los desmontó con el apoyo que da su país a los acuerdos económicos entre la empresa Odebrecht y los países envueltos en la confesión de sobornos.

Decía Ferreira Da Silva, que estaba de acuerdo con los procesos de negociaciones que al margen del aspecto penal ha iniciado Odebrecht en algunos países, como República Dominicana y Panamá, pero además elogió la participación del Procurador General de la República Jean Alan Rodríguez en la cumbre de representantes nacionales donde se han iniciado investigaciones sobre este caso.

Pero también, la firma estadounidense Stanley Consultants, que tiene 103 años de antigüedad y es una de las compañías de ingeniería mas grandes del mundo, dio una rueda de prensa, después que sus ejecutivos dieran testimonio como parte de las investigaciones en la PGR, de que nunca recibieron ofrecimiento soborno y ni siquiera una oferta para escoger la propuesta de la compañía Odebrecht como la ganadora de la licitación de las plantas de Punta Catalina.

Nada de esto es válido ni tiene importancia ante el intento de desestabilizar institucionalmente a la República Dominicana, por parte de negociantes sin escrúpulos y políticos con menos escrúpulos, a quienes no les da vergüenza exhibirse junto a personajes funestos de la historia política reciente del país, porque al final lo que importa no es la acción de un gobierno que apoya la transparencia sino la defensa de los intereses personales y grupales.

Mientras cuenten con los ¨chelitos¨ para llenar guaguas de parte de los intereses económicos envueltos en estas marchas, los políticos seguirán aprovechando la vitrina para dejarse ver, asumir el tema de la impunidad como consigna, aunque la mayoría de ellos no soporte un examen ni superficial de sus bienes, con el problema de que muy pronto se cerrará la ¨llave¨ de recursos que ha sido abierta y cada uno de los participantes volverá a su realidad.

Esto es lo que mas se parece a la fiesta de San Juan que describe Serrat en su famosa canción ¨La Fiesta¨: ¨se acabó el sol nos dice que llegó el final por un momento se olvidó que cada quien es cada cual¨, hacia allá conduce el camino de las ¨marchas verdes¨, a que cada quien se diferencie a la medida de sus expectativas grupales y políticas hacia el 2020, solo que falta tanto para eso…..