De Anthony a Ramón “Voz y Pista”

Por Hector Romero viernes 17 de febrero, 2017

ARTÍCULOS ANTERIORES

Vagando por El Mundo

Hector Romero

Algunas de las más importantes obrashechas para orquestas musicales se han caracterizado por darle la oportunidad aun concertista, el cual puede ser un instrumentista o cantante, que durante eldesarrollo de la misma toma el protagonismo siendo el hilo conductor, mientrastodos los demás músicos solo son sus acompañantes.

A esas creaciones especiales se lessuele llamar “Concierto para Piano y Orquesta”, “Concierto para Violin yOrquesta”, “Concierto para flauta y orquesta” y así, según la inspiración delautor.

Entre las partituras que existen hayque mencionar clásicos como el concierto para violín y orquesta Op. 35en Re Mayor de Tchaikovsky; el Concierto para piano y orquesta Nº 1 de Chopin y concierto para piano y orquesta en Domayor con coro masculino, opus 39 , además otras más hechas por Mozart,Beethoven y numerosos compositores que son estudiados por miles de personas entodo el mundo.

Siempre hemos escuchado creaciones deun instrumentista o cantante y orquesta, o solo para orquesta, pero tambiénpara un único instrumento. Lo que los estudios musicales nunca enseñan es que tambiénexisten creaciones para “voz y pista” o “voz y dj”, y aunque suene o se leacomo un chiste, en la realidad no lo es, ya que son algunos artistas que cogena sus contratantes o público como un chiste al subir al escenario solo con unapista que un sonidista le da play cada vez que el cantante pide próxima, comosi fuera en un karaoke de cualquier restaurante que estuviese y sin importarlelos miles de pesos que cuestan las boletas para verlos.

Uno de los casos más terrible es elde Ramón Orlando, que no ha valido la trayectoria como músico y orquestador, yaque prefiere irse con su cd y teclado bajo brazos, en vez de dar algo decalidad con vientos, percusión y cuerda, tal como lo amerita cualquiermerenguero.

Al parecer, el mismo director de Ramón es el encargado deponchar el reproductor de Anthony Ríos, quien ha estado negado a tener uninstrumento en vivo en su shows, sin importar lo mal que se escuche, hastaarriesgando a que se raye el disco o no quiera reproducir, como le paso a Valoyen una de las convocatorias de Ramsés Peralta, siendo esto una falta de respetoa quienes allí van y al dinero quesuelen cobrar, que sigue siendo la misma que hasta la sinfónica nacional,sobrepasando los seis dígitos.

 

 

 

 

Apple Store Google Play
Continuar