De Alemania a Chicago: Dos leyendas que se marchan

Por Ricardo Rodríguez viernes 12 de abril, 2019

Se enfrentaron en finales, se ganaron los dos en estas instancias, ambos se llevaron el MVP de las finales en las que en algún momento se ganaron. Dwayne Wade y Dirk Nowitzki dejan su gran amor y su pasión, se retiran del baloncesto de la NBA.

Usualmente cuando se convierten en estrellas de la liga, ganan tasas de rechazo, es lo normal, estos dos rompieron esa regla, Wade con una sonrisa patentizada en la liga así como su “Euro step” Dirk, con sus 7 pies, llegó a cambiar las cosas, cuando nadie anotaba el triple con esta estatura, el europeo promediaba 40 % detrás del arco de tres puntos.

Lo complicado de ser estable en una liga tan demandante, probablemente muchos no lo entienden, más complicado aún, lo casi imposible es lograr ser una estrella, ganar títulos y tener la aceptación del público, eso… Eso lo han logrado pocos.

Ver a Nowitzki tirar, era como sentarse a escuchar un buen bolero del artista de su preferencia, lento pero muy efectivo, ver a Wade y sus movimientos era como sentarse a ver una carrera de Fórmula 1; una maquinaria perfecta.

Wade venció a Dallas y a Nowitzki en las finales del 2006, se llevó el jugador más valioso de esa final, el Alemán le devolvió el favor en el 2011, y claro, tenía que ser un favor similar, también se llevó los lauros del MVP de dicha final.

Dirk fue a 13 Juegos de Estrellas,  MVP de la temporada 2006-2007, ocho veces elegido al quinteto todos Estrellas de la liga, campeón en el 2011.

Wade, elegido 13 veces al Juego de Estrellas, MVP en el partido de las estrellas del 2010, ocho veces mejor quinteto de la NBA, campeón en el 2006, 2012 y 2013.

Nacieron en continentes diferentes, crecieron en ambientes diferentes, pero el amor por el baloncesto los llevó a los dos a ser leyendas en la liga más prestigiosa del mundo.

Comenta