David Davis, el hombre clave para salir de la UE

Por El Nuevo Diario Jueves 16 de Marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, LONDRES.- El ministro británico para la salida de la Unión Europea (UE), David Davis, es la figura clave para iniciar las negociaciones formales con el bloque europeo para alcanzar el mejor acuerdo posible para su país.

El político conservador euroescéptico, de 68 años, fue nombrado ministro del "brexit" (salida del Reino Unido del bloque comunitario) en julio del año pasado al asumir el poder Theresa May, después de que los británicos votasen a favor de retirarse de la UE en el referéndum del pasado 23 de junio.

David Michael Davis, nacido el 23 de diciembre de 1948 en York, al norte de Inglaterra, procede de la "vieja" guardia del Partido Conservador al haber entrado en la Cámara de los Comunes en 1987 por la circunscripción de Boothferry, norte de Inglaterra, cuando aún estaba en el poder Margaret Thatcher (1979-90).

Euroescéptico a ultranza, Davis apoyó de manera apasionada la salida del Reino Unido de la UE durante la campaña para el plebiscito de 2016 y durante años hizo esfuerzos para convencer al liderazgo "tory" (conservador) de la necesidad de convocar un referéndum.

A diferencia de gran parte de sus compañeros de fila, Davis no se educó en los mejores colegios privados y su infancia transcurrió en un piso de protección social en Tooting, sur de Londres.

Hijo de madre soltera, Betty Brown, Davis vio a su padre una sola vez y fue criado inicialmente por sus abuelos hasta que su madre se casó con un trabajador de imprenta polaco, Ronald Davis, y la familia se mudó del norte de Inglaterra al sur de Londres.

De adolescente, Davis estudió en el selectivo colegio estatal Bec de Tooting, aunque las notas que sacó no fueron suficientes para ser aceptado en la universidad, por lo que intentó nuevos exámenes que finalmente le ayudaron a ingresar en la Universidad inglesa de Warwick, donde se licenció en ciencias informáticas, aunque después estudió empresariales en la London Business School.

Antes de meterse de lleno en política, Davis -casado con Doreen Davis, con la que tiene tres hijos- trabajó durante 17 años para la empresa de té Tate & Lyle, en la que llegó a ocupar un puesto directivo y participó en la reestructuración de la subsidiaria canadiense Redpath Sugar.

Sus pasos en el Partido Conservador los dio en 1973 al ocupar la presidencia nacional de la Federación de Estudiantes Conservadores hasta que en 1987 dio el salto a los Comunes.

La circunscripción por la que fue elegido -Boothferry- pasó a ser conocida en 1997 con el nombre de Haltemprice & Howden.

Tras entrar en los Comunes, Davis tuvo la responsabilidad de controlar la disciplina del partido en la importante votación parlamentaria de 1992, con John Major como primer ministro, sobre el Tratado de Maastrich, algo que provocó el enfado de los "rebeldes" euroescépticos del ala más a la derecha de la formación.

Querido por sus compañeros de fila y visiblemente cercano con la gente, David progresó en su formación hasta ser nombrado secretario de Estado de Exteriores en 1994, cargo que ocupó hasta que los conservadores perdieron en las generales de 1997.

Con William Hague como líder de los conservadores tras la derrota electoral, Davis rechazó ocupar un puesto en el gabinete "en la sombra" e intentó sin éxito ser líder del partido durante los años en los que los conservadores estuvieron en la oposición (1997-2010).

Durante su carrera política, Davis fue un apasionado defensor de las libertades civiles al participar en diversos foros sobre este tema y manifestar su oposición a darle más poderes a los servicios secretos para vigilar las comunicaciones.

Tras ser nombrado negociador principal con Bruselas, Davis ha dejado claro que el Reino Unido abandonará la UE pero "no le dará la espalda" a Europa y que el "brexit" marcará "una nueva relación" con los socios europeos.