David contra Goliat

Por Román Polanco Viernes 24 de Febrero, 2017

Los dominicanos tenemos una oportunidad de oro para salir de esta plaga social que nos gobierna, pero el componente esencial para la lucha lo están cuasi manejando los imputados. Esos ladrones poseen suficiente falta de moral asestando golpes en todos los lados para proteger su organización delincuencial.

Elegir el canal y el objetivo adecuado para fomentar el accionar de trabajo debe estar claro a la hora de iniciar la lucha; adjuntos plan a, b, y c. Dar a conocer varios grupos de lucha, para que todo no este concentrado en dos o tres figuras que podrían ser eliminadas física, virtual o moralmente. Una comunicación oral y escrita ordenada puede generar un mejor compromiso con la patria, esto a la vez disminuye la posibilidad de diferentes interpretaciones.

Debemos concientizar al pueblo en base a menos errores posibles, muy común en estos tiempos. Debemos estar pendientes del cortoplacismos y operación tortuga en cuanto a la misión de búsqueda de objetivos. Los ladrones utilizan el tortuguismo, para darle largas a todo proceso buscando que el olvido oxide los propósitos del pueblo. Se debe, además, ser consistente-nada sin proceso-, se pierde tiempo construyendo un ataque, debemos ser continuos, el gobierno tiene muchas bocinas biiiieeen pagadas, por cierto.

Evitar debilidad común es: añadir contactos internacionales, movilizaciones y objetivo en grande, pero que sean logros. Conocer las herramientas para la aceptación de propósitos, ideas y golpes que el pueblo entienda como logros suyos.

Marzo es un mes de observación, pero abril es un mes muy decisivo donde la imaginación de los dominicanos ha cobrado vida, ha sido el mes que firma el absolutismo personal de la defensa de la patria. No debemos esperar a mayo para rendir tributo a nuestros mártires, esperamos de los dominicanos acción para acabar con la plaga que nos gobierna.

Si alguien puede evitar pensar en el desafió que se propuso David para vencer a Goliat; sabemos que uso una estrategia muy propia y suya que inscribió en la memoria histórica, eso sucedió entre abril y mayo meses históricos para los dominicanos.