David Collado, Límpido Aroma de la Nueva Ciudad

Por Juan Juan Rojas martes 16 de agosto, 2016

Por primera vez en la isla se juramenta un Alcalde sin compromiso

Con el pasado.

Hemos tenido desde que la historia municipalita anclo en el estómago de américa, señores síndicos/alcaldes, jugando un papel de juglares comprometidos con el pensamiento y acciones de señores feudales.

¡Suena lindo, maravilloso y laudatorio, tenemos el primer Cabildo de América! .Ya que el 24 de abril de 1494, fue instalado el primer Ayuntamiento del Nuevo Mundo en la Villa de La Isabela,

En la cual nos enteramos de manera tímida y sobornada, que la historiografía del desastre y supuesto descubrimiento de Americana, no fue más que un encuentro de dos culturas. La foránea, saqueo y esclavizó a los aborígenes de estas tierras

Estos invasores de viejos cuños, les acreditaron funciones normativas, jurisdiccionales, impositivas y recaudadoras de impuestos, arbitrios y tributos en general que engrosaban los fondos de la Corona.

Por este cumulo de frustraciones profundamente tradicionales que nos rodeas y ha fermentado la agonía municipalita de nosotros moradores de los engaños de todos tipos de gobernantes en estos cabildos isleños.

Y en especial como cabeza de recursos patrimoniales, el de la Ciudad de Santo Domingo.

Este maquillado Ayuntamiento, siempre ha representado el buque insignia de corrupción, desde luciérnagas. Siglos corcovados de poder/discurso, valijas de ingratitud dictatorial/imperial/democrática.

Es un Cueva y Centinela del Otoño

Sombrilla/Fuerte la Navidad de costumbristas entidades partidarias. Con la romántica manera de hacerse millonarios, con la basura y pagos de sus arbitrios sepulcrales de estos inquilinos marginados de esos versos matinales

Este Joven, Alcalde; electo de manera democrática, por el gemido popular, que hoy nos saluda en el quicio de esta ceremonia, David Collado, goza de la confianza de su vecindad. Porque levanto de sepulcros coloniales, ansiedades y promesas asesinadas en esperanzas y olvidos.

David Collado nuevo Alcalde del Distrito Nacional; representa ahora la virginal tea democrática de la municipalidad. Llegó ahí, escoltado por el voto de la voluntad popular y una predica orlada de amor a sus semejantes

Acorazado y convencido de su creencia en las bondades de un Dios vivo, que se sintió por primera vez, apoyando el deseo/simpatía de un militante y teórico de su fe, David Collado, y de un adolorido y torturado pueblo. Nuestra Jerusalén (Ciudad de Santo Domingo), que muere y se desangre de fe en la cruz corrupta de añejados mercaderes gobiernos municipales

En este histórico 16 de Agosto, asume la rienda del gobierno de la Ciudad de Santo Domingo, un muchacho enamorado de la fe cristiana y el dolor de moradores y pedigüeños de la Paz, abandonados al otro lado del portón de la gran ciudad,entre imperiales rígidos arrecifes coloniales

El Alcalde del Distrito Nacional, David Collado tiene la obligación de levantar las rodillas de una comunidad y sociedad inválidada del disfrute de su Malecón, de su pobreza, pero con dignidad, de sus parques, disfrutes de áreas verdes secuestradas ahora, por amigotes y compañeros de envejecidos acantilados gubernamentales.

Señor Alcalde primado de este moderno y contaminado orificio, alcantarilla de insalubridad.

Honorable David Collado,se que esta vacunado, pero, en Hora Buena.Usted es inmaculado de tenebrosos pasados…

Quien suscribe es periodista

Por, Danilo Correa

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar