Danilo se Juramentó (Y)

Por Juan Juan Rojas viernes 19 de agosto, 2016

De las cosas amargas que he vivido dentro del reciclaje de la política, algo me huele a pura mierda. La visita de presidentes que creo deben estar muy bien informados, para usar la conservación de esa reciprocidad con los pueblos sufridos del mundo. Me refiero a la legalización del gobierno de Danilo Medina, hecho por los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro, Bolivia Evo Morales, Ecuador Rafael Correa, a quienes les guardaba un gran respeto; todo lo han echado al zafacón de la historia. Una cosa quiero señalar; no me imaginaba que Danilo asumiría la presidencia, por los tantos escándalos de corrupción y el descaro de las elecciones de mayo.

No puedo guardar respeto por la persona que se suma a la delincuencia gubernamental de mi país contra mi pueblo; ellos saben bien que Danilo realizo el fraude más grande de la historia y entonces, por que aplaudirlo y no amonestarlo. Por lo menos Nicaragua y cuba se abstuvieron de enviar a sus presidentes, mostrando todavía algo de reciprocidad con el pueblo dominicano, los demás nos dejaron solo.

Quiero yo saber en qué parte de algún continente no se supo las atrocidades realizadas en las elecciones dominicanas, denunciadas por todos los foros internacionales; ¿pero Maduro no sabe leer?

Es posible que algunos de los gobernantes vinieron a resolver la cola de Odebreichs; sabemos que el Rey de España vino a darle seguimiento a sus negocios, por cierto, asquerosos que tiene su familia con Danilo Medina.

Le manifiesto a mis lectores que he perdido la brújula del pensamiento de opinión; ya lo había manifestado en el Congreso Científico de la Prensa, celebrado en la UASD. Conversando con Ignacio Ramonet le manifesté mi confusión por el abuso de los medios informativos y la imposición de la mentira periodística que se colocaba por encima de la verdadera información. Le dije que, si era algo común en los países a que él había visitado, me respondió: “! Nooo, no había pensado en eso!”.

Bueno, con el equipo que Danilo manejara la cosa pública, en los próximos anos, faltara vaselina para lo que le gustaba a Cambumbo y José Lacay.

Sarah Pérez: ¿Se pierde la Fe?

Por Román Polanco

Anuncios