829-917-7231 | 809-866-3480

Danilo Medina y la comisión de independientes: ¨quien nada debe nada teme¨

Por Humberto Salazar Miércoles 11 de Enero, 2017

Con el emisión del decreto 6-17 en la tarde de ayer, el Presidente de la República Danilo Medina pone en manos de personas imparciales una investigación sobre el proceso de licitación y contrato de las plantas de Carbón de Punta Catalina, que fueron adjudicadas a un consorcio dominico-brasileño-italiano representado por la Constructora Odebretch, Ingeniería Estrella y Tecnimont.

En el texto del decreto y la comunicación enviada a las personas designadas por la presidencia de la República, se otorga la potestad de que investiguen a los funcionarios y representantes de las empresas que participaron en el proceso de adjudicación y contratación de la obra en cuestión.

Con esta medida, inédita en la historia reciente del país, el Presidente Danilo Medina reafirma su compromiso con la transparencia en el manejo de la administración pública, al delegar en una comisión de notables, tan amplia en su composición, que haría imposible ocultar manejos extraños o algún rastro de corrupción o dolo, si los hubo, ante personas de tan diferente extracto pero gran experiencia.

La mezcla de empresarios, periodistas, economistas, sindicalistas, representantes de la sociedad civil y miembros prominentes de las iglesias dominicanas, resolverá de una vez y por todas, las dudas, muchas de ellas manejadas e interesadas en boicotear ese proyecto, que han manifestado diversos sectores desde que se adjudicaron las plantas termoeléctricas que se están construyendo en la provincia Peravia.

Todo esto se produce como resultado del informe que publicó el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, donde la compañía Odebretch, una de las participantes en la construcción de las plantas, admitió que pagó, a través de un intermediario, la suma de 92 millones de dólares, quien dice los entregó a funcionarios del gobierno dominicano.

Dice un refrán que ¨el que nada debe nada teme¨, en el caso de Danilo, este advirtió a todos sus funcionarios en una reunión del Consejo de Gobierno Ampliado en el 2012, apenas habiendo tomado posesión, que aunque a todos los conocía y era amigo de la mayoría, no iba a permitir actuaciones reñidas con la conducta ética que debe acompañar a todo funcionario público, y que en caso de que alguien se equivocase, tendría que asumir las consecuencias.

Es decir, el Presidente de la República está tan seguro de que el en lo personal ¨nada debe y por lo tanto nada teme¨, que en un ejercicio de transparencia sin igual, pone en manos de personas que no tienen relación con el gobierno actual, todos los documentos y las declaraciones que sean precisas de los funcionarios públicos que tuvieron que ver con la licitación de Punta Catalina, pero ademas que si así lo requieren puedan contratar a las firmas auditoras que consideren en el momento en que lo necesiten.

Para las voces que hablan de impunidad, sin que nadie haya sido acusado, de marchas y contramarchas para protestar por lo que no ha ocurrido, de ocultamiento sin que haya el menor intento de realizar una acción de este tipo por parte del gobierno central; este es un tapabocas que debería servirles de lección de como actúa un presidente y un gobierno que no le teme a las investigaciones independientes porque nada debe.

Desde el inicio del proyecto de construcción de las plantas eléctricas de Punta Catalina, este proyecto ha sido bombardeado desde sectores interesados en que el gobierno no vuelva a ser generador de energía eléctrica, ya que el negocio de la producción energética es el mas rentable de la República Dominicana, para muestra de ello solo habría que contabilizar los montos del subsidio eléctrico que paga el gobierno cada año.

Estas plantas ya están en su fase de terminación, permitirán un ahorro de entre 500 y 700 millones de dólares al gobierno dominicano, pues el costo de la energía producida bajaría a los 13 centavos de dólar,es desde los 18 centavos de dólares que es el precio promedio a que se paga en estos momentos y eso, definitivamente, afecta intereses que tienen sus tentáculos en muchas áreas de la economía nacional.

A fines de este mismo año 2017, al ser puestas en funcionamiento, las Plantas de Punta Catalina serán capaces de proveer a precios muy por debajo de los que actualmente están comprando las distribuidoras de electricidad, la mitad de la energía que necesita el país en las horas de menor demanda, lo que permitirá desmontar gran parte del subsidio que actualmente drena los ingresos del gobierno dominicano.

Lo que si quiere el Presidente Danilo Medina, es que ese proyecto, el mas importante que se ha iniciado para resolver el problema energético nacional en muchos años, no quede manchado por las dudas que puede provocar un expediente publicado por un gobierno extranjero, que menciona solo un monto económico, por parte de una compañía que ha realizado múltiples obras en el país.

Las cuentas claras son las que mantienen las amistades dice un refrán, en este caso lo mas saludable es aclarar todo de una vez y por todas, que se certifique la pulcritud o no de la licitación, si todo está bien, pues felicitaciones a los funcionarios y las empresas que participaron en la adjudicación, si es lo contrario, que cada quien pague las consecuencias de sus actos, pero que no se detenga ni un día la construcción de las plantas, porque son de alto interés nacional.