“Danilo e’ de lo mío”

Por José Peña Santana sábado 4 de noviembre, 2017

En la tarde del pasado martes, 31 de octubre de los corrientes, mientras el Presidente de la República procedía a dejar inaugurado un centro de diagnóstico médico en el barrio Madre Vieja en el municipio San Cristóbal, resonaba en una disco light el merengue que utilizó el entonces candidato a la reelección presidencial Danilo Medina, en la campaña electoral del año 2016.

Esto, llamó considerablemente la atención al público presente, toda vez que los principales funcionarios aparentaban disfrutar del contagioso merengue en la voz del conocido merenguero de Padre Las Casas, Kinito Méndez. El presidente Medina, al parecer le fue indiferente ya que no mostró ningún cambio de ánimo, mantuvo su prototipo sin variación de ceño.

Nosotros que no estuvimos presentes en dicho acto, nunca nos presentamos a los mismos, pudimos indagar a través de interpósitas personas lo que plasmamos en este trabajo. Solo cesó la música de Kinito en los momentos en que los funcionarios se dirigían a los presentes desde el pódium y resonaba a seguidas.

Al parecer son señales que los interesados en continuar o más bien, digo yo, arriesgar el poder político están enviando más que a la población a los posibles contendores a lo interno del partido de gobierno. Lo que me sorprendió fue, la indiferencia o aceptación del presidente Medina, en un acto gubernamental, no partidario. Ya que como dije en el párrafo anterior no hizo ningún gesto de desaprobación.

Una de mis fuentes me dijo que cuestionó a uno de los más influyentes ministros de los que acompañaban al mandatario sobre las razones de la presencia allí del aparato de música y este le dijo que era una cortesía del empresario comunitario Jaime Merán Ramos, y que este había venido a dicho acto junto a cientos de personas a manifestar su apoyo al presidente Danilo Medina, y a pedirle que aspire una nueva repostulación.

El empresario en cuestión, creo, se trata de un agente entrenador de béisbol de ese sector en San Cristóbal, que se ha convertido en un experimentado manejador de talento y un negociador de alto nivel cuando se trata de lograr bonos millonarios a favor de sus prospectos a las grandes ligas.

Pero qué experiencia tiene ese entrenador beisbolístico en asuntos políticos partidarios para que le permitan hacer ese aparataje que solo conseguiría confundir a la militancia del Partido de la Liberación Dominicana, en gran parte empleados públicos, a la hora de tomar la decisión de apoyar internamente al candidato de su preferencia al hacerle entender que el presidente Medina anda en pro de una nueva reelección presidencial.

En un trabajo anterior le sugería humildemente, tanto al Presidente de la República como al Presidente del Partido, que se reúnan a conversar sobre la alternancia en la candidatura presidencial y le aclaren a los novel, que de la fábrica de presidente de la que hablaba el presidente Leonel Fernández, solo hay dos debidamente terminados, de los cuales uno cuenta con un impedimento constitucional; en consecuencia, solo uno está apto para exitosamente optar por la presidencia de la República en el año 2020.

Pues Kinito debe variar una palabra del merengue y que se escuche ahora: LEONEL E’ DE LO MIO.

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar