Curriculas escuelas debe incluir Derechos de las mujeres

Por Liliam Mateo domingo 26 de noviembre, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.-Ante la alarmante cifra de 170 mujeres asesinadas por sus parejas y exparejas comenzó a preocupar este fin de semana a funcionarios y organismos estatales y organizaciones de la sociedad civil, quienes coinciden en plantear el implemento de reales políticas y medidas que abarquen todos los factores que generan los feminicidios.

Servio Tulio Castaños Guzmán, vicepresidente ejecutivo de la Fundación Institucionalidad y Justicia, Finjus, considera que “cada hombre en esta sociedad y en la actualidad está llamado a revisar sus actitudes y prácticas en su relación con las mujeres que le rodean”.

Es importante que cada hombre fomente la tolerancia, comunicación y el dialogo con sus familiares, compañeras y personas con las que tiene alguna relación sentimental.

Afirma que cada hombre está en el deber de luchar contra las ideas que nos han impuesto desde temprana edad “de que somos superiores a  las mujeres están llamadas a servirnos de manera incondicional”, porque no es cierto.

Tanto hombres como mujeres están llamados a convivir de manera armónica, inteligente y productiva, ya que los lazos de amor y cariño solo se pueden construir entre ambos con el compromiso de quererse , cuidarse y protegerse.

Sostiene el ejecutivo de Finjus que la desconfianza, celos y violencia deben ser desechadas en la sociedad y este debe ser un compromiso asumido tanto por los hombres como por las mujeres, para una mejor convivencia.

Mientras, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH-RD) hace un llamado al gobierno e instituciones correspondientes, cuya función es preservar la integridad de la mujer.

Destaca la CNDH que es también violencia contra la mujer la que ejerce el Estado a no garantizarle sus derechos sexuales y reproductivos, la corrupción que se lleva dinero que pudiera ser utilizado para políticas públicas de inclusión de género, que es también violencia contra la mujer la inseguridad ya que nos afecta en medida mayor que a los hombres, entre otras cosas.

Razón por la cual considera impostergable la implementación de métodos y políticas que abarquen la totalidad de la problemática y que  impidan “que nuestras madres, hijas, hermanas sigan siendo víctimas de asesinatos, discriminaciones y abusos”.

La CNDH solicita que el  Ministerio de Educación incluya  material sobre los derechos de las mujeres en su currículo para reformar nuestra sociedad y educarla en valores y respeto, que las instituciones del orden asuman con responsabilidad y den  seguimiento a cada caso de violencia reportada y apliquen  la justicia a tiempo y  se construyan más hogares refugio para mujeres en situación de violencia intrafamiliar.

Iris Guaba invita a padres y madres a educar desde el hogar,

Desde el Plan Social, Iris Guaba invita a padres y madres a educar desde el hogar contra la violencia hacia la mujer, ya que a su juicio,  “consciente o inconscientemente, en una gran cantidad de casos, es donde fomentamos  este accionar en nuestros hijos”.

Asegura que “muchas veces en la forma en que educamos a nuestras hijas e hijos, estamos sembrando las semillas que germinan de forma negativa, dando espacio al machismo, la desigualdad y la falta de consideración, valoración y respeto hacia la mujer”.

“Cuando en el hogar se hacen separaciones en las tareas de la casa, por ejemplo, enseñando que las niñas lavan los platos ylimpian mientras que  los varones no se juntan con niñas para jugar, o simplemente decir a manera de broma a los vecinos que amarren sus gallinas porque mi gallo está suelto, estamos sembrando ese trato de desigualdad, de discriminación y de inferioridad o superioridad entre un género y otro, cuando deberíamos formar basados en igualdad de condiciones, no porque la mujer sea mujer o el hombre sea hombre, sino partiendo de que ambos son seres humanos con los mismos derechos y deberes”, aseguró Iris Guaba.

Desde los espacios de formación escolar se deben fomentar prácticas inclusivas y de respeto a la integridad física y psicológica de la mujer, implementado igualdad incluso en la asignación de responsabilidades y tareas desde los centros educativos “ya que las maestras y los maestros también deben jugar un rol de suma importancia en la educación en valores de nuestras futuras generaciones”.

 

Apple Store Google Play
Continuar