Cúpula empresarial de Guatemala pide no retroceder en lucha contra corrupción

Por EFE viernes 16 de febrero, 2018

EL NUEVO DIARIO, GUATEMALA.- La poderosa cúpula empresarial de Guatemala demandó hoy no retroceder en la lucha contra la corrupción en el país a la situación que existía antes de 2015, año en el que cayó el Gobierno del presidente Otto Pérez Molina, sindicado de ser el supuesto jefe de una trama de defraudación aduanera.

En un pronunciamiento divulgado hoy, el Comité de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif), manifiesta que Guatemala espera el esfuerzo nacional para el combate a la impunidad.

“La lucha contra la corrupción es responsabilidad de todos, debe ser exitosa y las estructuras que alimentaban dicha corrupción deben ser abatidas”, sostienen los empresarios.

Agregan que también se deben realizar acciones palpables en la lucha contra el crimen organizado y estructuras paralelas que fomentan impunidad.

El gremio señala que todos los procesos judiciales deben tener una “efectiva conclusión” y que se produzcan “prontas sentencias” basadas en a valoración objetiva de las pruebas.

“Es importante también que se genere un modelo que contribuya a que las acciones ilícitas no se repitan, que se asuman responsabilidades permitiendo que se establezcan sanciones ejemplares pero razonables y se asignen medidas reparadoras”, indican en el pronunciamiento.

Los empresarios dijeron que los jueces están obligados a cumplir con su mandato y que la justicia tardía “no es justicia, ya que la demora en los plazos y los retardos injustificados “son punibles y constituyen causas de responsabilidad administrativa y penal”.

Sin embargo, aclararon que el debido proceso, el derecho de defensa y la presunción de inocencia deben ser siempre salvaguardados durante los procesos judiciales.

Desde 2015 a la fecha, el Ministerio Público con el apoyo de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) ha desmantelado más de una decena de organizaciones criminales.

La primera y la que provocó la caída del Gobierno de Pérez Molina fue desarticulada en abril de 2015 y es conocida como “La Línea”, dedicada a la defraudación aduanera.

Pérez Molina y su entonces vicepresidenta, Roxana Baldetti, se encuentran en prisión preventiva y procesados por corrupción por ese y al menos otros tres casos.

Esta semana también fue capturado, entre otros, el expresidente Álvaro Colom (2008-2012), sindicado en una trama de corrupción llamada “Transurbano”, el sistema de transporte masivo que se instaló durante su Gobierno.

Apple Store Google Play
Continuar