Cuidado: todos los “danilistas” no son “anti leonelistas”

Por Rolando Robles miércoles 28 de agosto, 2019

El tema me lo planteó un amigo de Philadelphia, a propósito de la última reunión del Comité Central del PLD, el pasado 10 de Septiembre. Y de pronto, sentí la necesidad de tratar el asunto con un peledeísta que se ha mantenido fuera de las luchas intestinas del partido; y de verdad, que compartí una lectura bastante crítica sobre el partido de Juan Bosch.

Lo cierto es, que yo contrastar la opinión de mi amigo, con la de algunos “analistas políticos”, de esos que posan de ser independientes, pero que reciben pagos por su trabajo; del gobierno, de los partidos o de algunas de sus corrientes internas. Así que, trataré de reproducir este intercambio, lo mas fielmente posible.

La realidad actual del peledeísmo, parece que no es entendida por mucha gente. Especialmente en ésta, la primera gran confrontación de un partido que está encontrándose consigo mismo, con su naturaleza real.

No la que trató de imprimirle don Juan -a la que han renunciado casi por completo- y que hipócritamente es enarbolada por algunos de sus dirigentes, a manera de salvoconducto moral.

El asunto es que, seguidores muy radicales del todavía Ministro de Obras Públicas y Comunicaciones -hoy señalado como el “delfín” favorito del presidente Medina- así como cierto analista de barricada que cada viernes destila anti-leonelismo hasta por los poros en “el decano”, no alcanzaron a entender todos los motivos del presidente Medina para no permitir que su bancada del Comité Central, intentara cerrar el paso a Leonel Fernández.

No es que, si le impedían a Leonel ser candidato, éste podría abandonar el PLD y llevarse consigo un porcentaje que obligara al balotaje en Junio de 2020. Tampoco es que la “magnanimidad” de Medina, evitó que le hicieran la desconsideración de ser rechazado como candidato. Ese supuesto altruismo, atribuido a Medina, quedó desmentido con la puesta en escena del narco Quirino Paulino, por parte de gente de su propio gobierno.

Y mucho menos es cierto -tal y como sostiene el analista de marras- que Danilo pretende jugar con Leonel, como juega el gato con el ratón al permitirle seguir vivo, solo “para quemarlo el 6 de octubre e impedirle que pueda ser candidato de cualquier otro partido”…“quienes no olviden esto deben suponer que en la próxima confrontación la humillación a Leonel es la meta del danilismo”…“Profesor, están cortando la leña para preparar su hoguera y si no está dispuesto a pasar por esa prueba, haga sus maletas”

Eso afirma orondo el articulista. Y yo, cauto por necesidad, me pregunto: ¿y será que él conoce tan a fondo a Danilo Medina, como para endilgarle tanto resentimiento y sadismo? Para mí, es difícil de aceptar como reales, esas características que él le asigna al Presidente. Pero, parece que él lo conoce bien; y nadie, lo ha desmentido, excepto yo.

Es cierto que algunas de las acciones de los danilistas parecen justificarse en las motivaciones externadas por el escribidor. Yo, particularmente, no las descarto, pero las rechazo, por perversas e impropias, y lo hago por estar convencido de que, “en política, sólo se hace lo que conviene”, según la cantaleta de rancios políticos del patio.

Y lo que no convenía, era apostar a que todos los danilistas, votarían contra Leonel Fernández en un Comité Central donde tantos políticos agradecen su probada solidaridad con todo el partido, durante sus doce años de gobierno.

De acuerdo a los datos oficiales, entre 570 y 575 dirigentes asistieron a la sesión del Comité Central el pasado 10 de agosto. De ellos, se da por descontado que 163 eran “leonelistas” militantes y que se necesitarían unos 190 (33% de los votos) para aprobar la candidatura de Fernández.

El razonamiento es el siguiente. ¿Qué sistema de control y caliesaje podría impedir que, cuándo menos 40 peledeístas mas votaran por el candidato mas institucional y equitativo, pero que, además, es el mas potable para mantener el partido en el poder?

Creo que, si lo sometían a votación, se pondría de manifiesto el respaldo íntimo de los peledeístas con su líder real, Leonel Fernández y lo habrían aprobado con el voto de mas del 75% de todos los presentes. A esa posibilidad le temió Danilo Medina, porque eso significaba una verdadera derrota para él (Danilo) y algunos de sus “delfines”.

La dirección media del partido, bajo ninguna circunstancia, dará la espalda al presidente que mas ha contribuido a su bienestar; a contra pelo de lo que piensa el cancerbero que cada viernes despotrica contra Fernández y su candidatura.

El conspicuo analista de los viernes en “el decano”, puede seguir su labor de “sicario de la pluma” contra Leonel, pues para eso le pagan, pero también, deberá tener mucho cuidado al hablar, pues corre el riesgo de envenenarse, si es que, por accidente, llegara a morderse la lengua.

El asunto es que no había manera de reducir a Leonel Fernández ante los ojos y el sentir de sus compañeros de partido, que siempre contaron con él y siempre recibieron, de él, el mas fino tratamiento. Eso no se borra con vulgares cuartillas de a tanto por línea, disfrazadas de “análisis políticos”.

Como tampoco habrá forma de evitar que, en Octubre 6, el pueblo llano, de a pie, se vuelque en las urnas y seleccione a Leonel Fernández, para que complete su obra de progreso y bienestar, para todos los dominicanos.

 

¡Vivimos, seguiremos disparando!

 

Por ROLANDO ROBLES

Anuncios

Comenta