Cuba suspende las clases por un mes para prevenir expansión del coronavirus

Por El Nuevo Diario lunes 23 de marzo, 2020

EL NUEVO DIARIO, LA HABANA.– El Gobierno de Cuba anunció este lunes la suspensión de las clases en los centros educativos del país durante un mes como parte de una serie de nuevas restricciones para evitar la propagación del coronavirus, que ya suma 40 casos confirmados en el país y un muerto.

Desde el martes todos los centros escolares y universitarios cubanos suspenderán sus actividades lectivas a excepción de los círculos infantiles (guarderías), que recibirán a niños a voluntad de sus padres y flexibilizarán sus horarios y servicios para permitir la conciliación laboral, anunció la ministra de Educación, Ena Elsa Velázquez.

“Si las condiciones lo permiten, el 20 de abril se reiniciarán las clases”, afirmó la ministra en una comparecencia televisiva, en la que explicó que la suspensión de las clases es realmente de tres semanas, a las que se añade la semana de receso ya programada en el calendario escolar de este año entre el 13 y el 19 de abril.

LO ESTABAN PIDIENDO EN LAS REDES

La decisión responde a una creciente demanda de parte de la sociedad cubana, que a través de las redes sociales venía suplicando al Gobierno que cerrara las escuelas, institutos y universidades para que no se convirtieran en focos de contagio del COVID-19.

En las próximas tres semanas la televisión estatal cubana emitirá contenidos educativos en línea con los programas de los diferentes cursos y se fomentará la educación a distancia, según la ministra.

Cinco nuevos casos detectados hoy en Cuba elevaron la cifra a 40, con un solo muerto -un turista italiano de 61 años- y tres pacientes en estado crítico, mientras más de un millar de personas han sido sometidas a aislamiento preventivo y más de 37.000 se encuentran en casa bajo vigilancia.

De hecho, otra de las medidas para anticiparse a un eventual colapso del sistema sanitario ha sido posponer las intervenciones quirúrgicas no urgentes, y también se han restringido las visitas a pacientes internados en los hospitales.

EL CORONAVIRUS Y LA “COLA DEL POLLO”

Además del cierre de escuelas, las autoridades cubanas anunciaron otras medidas destinadas a evitar las aglomeraciones, que se han acentuado en los pasados días especialmente en los supermercados, donde escasean productos como el papel higiénico, el detergente, la leche o la carne de pollo.

“Identificamos las ventas de pollo como el causante principal de las inmensas colas, de concentraciones grandes de personas”, declaró el primer ministro de Cuba, Manuel Marrero, que compareció en la televisión estatal junto con otras altas autoridades del país.

Regular la venta de algunos productos estableciendo un límite estricto de unidades a adquirir, fijar una separación de un metro entre personas en las colas o incrementar los servicios de comida a domicilio son algunas de las propuestas que se aplicarán desde el martes.

MÁS POLICÍA EN LAS CALLES

Para asegurar su cumplimiento se reforzará la presencia y el control de la Policía en las calles, centros comerciales y otros establecimientos.

Las autoridades cubanas también instaron a las organizaciones religiosas del país a respetar las medidas de prevención y evitar las aglomeraciones de personas en sus dependencias.

Estas medidas se unen a las fuertes restricciones impuestas en materia de viajes: desde el martes se prohíbe a los cubanos salir de su país y a extranjeros no residentes entrar en Cuba, además de limitarse el transporte público interurbano, entre otras medidas.

De momento no se ha decretado el confinamiento domiciliario, aunque se ha enviado a brigadas de estudiantes a recorrer el país puerta por puerta para detectar a personas con síntomas, y se ha exigido a la población cumplir con las medidas higiénicas y de distanciamiento social recomendadas para prevenir contagios. EFE

Anuncios