Cuba convoca para octubre elecciones previas al relevo presidencial

Por EFE miércoles 14 de junio, 2017

EL NUEVO DIARIO, La Habana.- Cuba convocó para el próximo octubre los comicios para elegir a los delegados a las asambleas municipales (concejales), el primer paso previo a la designación de un nuevo presidente, dado que Raúl Castro se comprometió a dejar el cargo en febrero de 2018, informan hoy medios oficiales. Una nota del Consejo de Estado del país caribeño publicada en los diarios estatales Granma y Juventud Rebelde aclara que el 22 de octubre tendrá lugar la primera vuelta de las elecciones municipales pero no precisa la fecha de las provinciales y nacionales.


“La fecha en que tendrán lugar las elecciones para elegir, por el término de cinco años, a los delegados a las asambleas provinciales y a los diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento unicameral), será dispuesta en el momento que corresponda”, indica el texto.

Señala asimismo que de ser necesaria una segunda vuelta, esta se realizará el 29 de octubre en los colegios donde ninguno de los candidatos obtenga más de 50 % de los votos válidos.

En mayo pasado, la isla inició el proceso electoral al anunciar que en las oficinas de Trámite del Ministerio del Interior (Minint) se ofrecería el servicio de consulta y actualización de domicilio a los ciudadanos que legalmente tuvieran derecho al voto.

Los comicios municipales son el primer paso para que un cubano llegue a diputado a la Asamblea, órgano que a su vez vota para designar al presidente del país.

Para el actual proceso, la oposición quiere postular a candidatos independientes que no militen en el Partido Comunista (único legal).

Estos aspirantes están vinculados en su mayoría a plataformas ciudadanas disidentes como #Otro18, Cuba Decide, Un cubano, un voto y el Movimiento Cristiano de Liberación Nacional.

Raúl Castro gobierna Cuba formalmente desde el 24 de febrero de 2008, cuando fue ratificado por la Asamblea Nacional, aunque ejercía el cargo en funciones desde 2006, cuando su hermano, el hoy fallecido Fidel Castro, delegó en él por una grave enfermedad.

Desde que asumió la Presidencia, Raúl Castro aseguró que solo ocuparía el cargo durante dos mandatos de cinco años cada uno, aunque se prevé que permanezca hasta 2021 al frente del Partido Comunista (PCC), formación única que controla las estructuras de poder en el país.

A falta de una postura oficial, los pronósticos apuntan a un relevo institucionalizado y la designación del vicepresidente Miguel Díaz-Canel, de 56 años, como próximo mandatario de la isla.

Díaz-Canel es ingeniero informático, ingresó muy joven en las filas del PCC y fue nombrado por el propio Raúl Castro como primer vicepresidente del Gobierno en 2013.

La designación del vicepresidente como máxima autoridad de la isla materializaría también un relevo generacional que el propio Castro ha reconocido como necesario, y en busca del cual el año pasado limitó a 60 años la edad para ser miembro del Comité Central del PCC y a 70 para ejercer cargos de dirección dentro de esa formación.

El domingo pasado se especuló sobre el estado de salud de Raúl Castro cuando un grupo disidente publicó en redes sociales que el mandatario se encontraba “en estado grave”.

Sin embargo, el lunes la televisión cubana difundió imágenes del menor de los Castro recibiendo al canciller de Luxemburgo, de visita oficial en la isla. EFE