Cuatro de cada diez mujeres brasileñas han sufrido acoso sexual

Por EFE sábado 23 de diciembre, 2017

EL NUEVO DIARIO, BRASIL.- Al menos un 42 % de mujeres brasileñas reconocen haber sufrido acoso sexual en algún momento, según una encuesta elaborada por la firma Datafolha y divulgada hoy por el diario Folha de Sao Paulo, que indica que el problema se agrava entre las que tienen más estudios.

Un tercio de ellas admitieron haber sido acosadas sexualmente mientras caminaban por la calle, mientras que el resto afirmó que lo padeció en el transporte público (22 %), el trabajo (15 %), la escuela o la universidad (10 %) y en casa (6 %).

El índice de brasileñas que relatan haber pasado por un episodio de este tipo sube hasta el 56 % en las jóvenes de entre 16 y 24 años.

En relación al nivel de escolaridad, el porcentaje de mujeres acosadas en la calle es mayor entre las que tienen una formación superior, 44 % frente al 13 % de aquellas que cursaron hasta la enseñanza básica.

Además, aproximadamente el 45 % de las mujeres que se consideran negras o mestizas manifiestan haber sido acosadas frente a un 40 % de mujeres blancas.

Para la realización del sondeo, que tiene un margen de error de dos puntos, fueron entrevistadas 1.427 brasileñas con 16 o más años entre los días 29 y 30 de noviembre.

En Sao Paulo, la mayor ciudad de Brasil, varias mujeres denunciaron este año agresiones sexuales en autobuses municipales por parte de hombres que eyacularon sobre ellas.

El asunto generó una fuerte conmoción en el país y hubo movilizaciones convocadas por sectores feministas que reclamaban acabar con el fin de la impunidad en relación a estos actos obscenos, pues alguno de los agresores fue puesto en libertad a los pocos días de cometer el acoso.

Según un estudio publicado por la red Globo con datos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Sao Paulo, 457 mujeres fueron violadas en lugares públicos en la capital paulista entre enero y julio de este año.

En Brasil, la legislación considera violación cualquier conducta con uso de amenaza o violencia que atente contra la dignidad y la libertad sexual de la víctima, por lo que no es necesario que haya una penetración para que sea estipulado el delito

 

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar