¿Cuándo y cómo se acaba el mundo, según la Biblia?

Por Miguel de J. Ramírez P.

Hermanos y amigos, que el Dios verdadero (Padre, Hijo y Espíritu Santo) les bendiga a todos, Mateo 28:19, esta nueva oportunidad expondremos el tema: ¿Cuándo y cómo se acaba el mundo, según la Biblia?, esperando les sea de orientación, información y edificación.

Bien, comenzamos diciendo que muchas personas tienen la idea de que el mundo se va a acabar un día de manera general, de que esto no se queda así, y se lo atribuyen a la palabra de Dios, (Biblia) y han externado que será con una tercera guerra mundial o que Dios destruirá todo esto de golpe de alguna manera, pero queremos plantear que es lo que dice la Biblia con respecto a estas informaciones acerca de un posible final de este mundo y/o globo terrestre.

En primer lugar, hay un fin individual, donde toda persona ha de morir y salir de este mundo, y para el que muere ya el fin llegó y dice en el Libro de Hebreos 9:27: “Está establecido que el hombre muera una sola vez y luego el juicio”…

En segundo lugar, el final de manera colectiva y global, no es una destrucción completa y definitiva del planeta, sino un proceso de castigos y de eliminación del libre albedrío, pero la tierra seguirá funcionando, donde en el retorno del Señor Jesucristo a gobernar el planeta habrá una separación de quienes le sirven y de los que no le sirven, según citas bíblicas:

“Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega; y al tiempo de la siega yo diré a los segadores: Recoged primero la cizaña, (los injustos) y atadla en manojos para quemarla; pero recoged el trigo (los justos) en mi granero”, Mateo 13:30

En tercer lugar, el apóstol Pedro plantea una destrucción general de todo lo creado, pero él no especifica el orden de los acontecimientos como el apóstol Juan en el Libro de Apocalipsis, donde se detalla como sucederán las cosas en proceso y quiero transcribirle lo que dice Pedro, aunque el sólo menciona el hecho futuro:

Amados, esta es la segunda carta que os escribo, y en ambas despierto con exhortación vuestro limpio entendimiento, para que tengáis memoria de las palabras que antes han sido dichas por los santos profetas, y del mandamiento del Señor y Salvador dado por vuestros apóstoles; sabiendo primero esto, que en los postreros días vendrán burladores, andando según sus propias concupiscencias, y diciendo: ¿Dónde está la promesa de su advenimiento? Porque desde el día en que los padres durmieron, todas las cosas permanecen así como desde el principio de la creación. Estos ignoran voluntariamente, que en el tiempo antiguo fueron hechos por la palabra de Dios los cielos, y también la tierra, que proviene del agua y por el agua subsiste, por lo cual el mundo de entonces pereció anegado en agua; pero los cielos y la tierra que existen ahora, están reservados por la misma palabra, guardados para el fuego en el día del juicio y de la perdición de los hombres impíos.

Mas, oh amados, no ignoréis esto: que para con el Señor un día es como mil años, y mil años como un día. El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento. Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas. Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas, !!cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir, esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán! Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia. Por lo cual, oh amados, estando en espera de estas cosas, procurad con diligencia ser hallados por él sin mancha e irreprensibles, en paz”, 2da. Pedro 3:1 al 14.

Hermanos y amigos, en este pasaje bíblico el apóstol Pedro por inspiración divina revela el futuro que ha de acontecer en esta tierra-planeta, pero no detalla el orden de los hechos, sino que lo encierra todo en un desenlace final, planteando el retorno del Señor, el juicio a los pecadores (impíos) y la destrucción de toda la creación, pero que en otros pasajes de la Biblia, se relata el orden de los acontecimientos como un proceso escalonado y todo en un tiempo cada cosa en particular, que le iremos explicando.

En cuarto lugar, el final de la tierra no lo ha de hacer la mano humana, aún tengan todos los armamentos nucleares existentes, sino que Dios es quien va a disolver su creación como lo plantean diferentes pasajes bíblicos con una serie de castigos a nivel intercontinental o global que es conocido en la biblia como la “Gran Tribulación”. Esta gran tribulación consiste en 21 castigos o juicios divinos por el pecado y la rebeldía de toda la humanidad que se quedará en la tierra después del levantamiento de la iglesia (conjunto de personas arrepentidas y convertidas a Cristo)  y que estén aptas y fieles en el momento que Señor venga por ellos, según la citas bíblicas que transcribiremos al final del artículo, estos castigos son denominadas: Los 7 sellos, las 7 trompetas y las 7 copas de la ira de Dios…

“Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. “Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor”, 1ra. Tesalonicenses 4:15 y 16.

Mis queridos hermanos y amigos, todos estos castigos divinos es por la rebeldía, desobediencia y sublevación de las criaturas (seres humanos) a su Creador que le ha dado todo, pero no correspondieron en gratitud y obediencia a las normas y mandamientos justos del Señor contenidos en su palabra la Biblia.

En quinto lugar, el orden del fin del globo terráqueo es el siguiente: 1.- La iglesia es levantada y trasladada al cielo (cristianos bíblicos y prácticos); de manera invisible y sobrenatural de parte de Cristo; 2.- Sin cristianos en la tierra surge el gobierno mundial del Anticristo o la bestia por 3 años y medio; en este gobierno es el período de la gran tribulación o los 21 castigos intercontinentales (para todas las naciones, los que se quedaron); 3.- Aparece El Señor con todos sus ángeles en el cielo y aterriza en la tierra específicamente en Israel, su país de nacionalidad en Jerusalén para más exactitud, en su retorno a la tierra, el Señor elimina el libre albedrio y gobierna el planeta por 1,000 (mil) años; 4.- Luego del gobierno milenial del Señor entonces viene el juicio final ante el trono de Dios, de aquellos que se perdieron y no se fueron en la primera resurrección cuando Cristo se llevó su seguidores (iglesia); 5.- Dios en persona y sus ángeles se encargan de encerrar al diablo, todos sus demonios y sus seguidores humanos en el lago de fuego y azufre por la eternidad; 6.- Entonces es cuando Dios hace nueva todas las cosas, esto incluye la tierra, los cielos y el mar… Por supuesto Dios no ha dado fecha, no ha dicho el día y la hora, aunque en lo tiene su programa. Alábado si puede…

Concluyendo, hay un final de todas las cosas, pero bajo el control de Dios, claro el fin puede venir individualmente con la muerte de cada persona, o también colectivamente en el retorno del Señor Jesucristo a gobernar el planeta con sus ángeles, según los diferentes pasajes que registra la Biblia.

Así que, habrá una separación de parte de Dios de quienes le sirvieron para recompensa de salvación, y de los que no le sirvieron ni obedecieron para recompensa negativa de perdición. Juan 5:24 al 30.

Como les dije las citas bíblicas al final del artículo, ya está informado de como el mundo ha determinar, según la Biblia… Que el Señor les bendiga y nos ayude a todos…

(La gran tribulación contempla desde el capítulo 6 al 17 del libro de apocalipsis, he aquí los detalles: Los siete sellos (Apocalipsis 6:1-17; 8:1-5), las siete trompetas (Apocalipsis 8:6-21; 11:15-19), y las siete copas (Apocalipsis 16:1-21), son tres diferentes y consecutivos juicios de Dios del fin de los tiempos. Los juicios se vuelven progresivamente peores y más devastadores al acercarse al final de los tiempos. Los siete sellos, trompetas y copas, están conectados unos con otros. El séptimo sello introduce a las siete trompetas (Apocalipsis 8:1-5), y la séptima trompeta introduce las siete copas (Apocalipsis 11:15-19; 15:1-8).

Los primeros cuatro de los siete sellos son conocidos como los cuatro jinetes del Apocalipsis. El primer sello introduce al anticristo (Apocalipsis 6:1-2). El segundo sello causa una gran guerra (Apocalipsis 6:3-4). El tercer sello causa una hambruna (Apocalipsis 6:5-6). El cuarto sello trae plagas, más hambre, y más guerra (Apocalipsis 6:7-8). El quinto sello nos habla de aquellos que serán martirizados por su fe en Cristo durante el tiempo del fin (Apocalipsis 6:9-11). Dios escucha sus ruegos por justicia, y la ejecutará a Su tiempo, en la forma del sexto sello, junto con los juicios de las trompetas y las copas. Cuando el sexto de los siete sellos es abierto, ocurre un devastador terremoto, causando una crisis masiva y una terrible devastación – junto con inusuales fenómenos astronómicos (Apocalipsis 6:12-14).

Aquellos que sobrevivan, tendrán razón al gritar, “Caed sobre nosotros, y escondednos del rostro de Aquel que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero, porque el gran día de Su ira ha llegado; ¿y quién podrá sostenerse en pie?” (Apocalipsis 6:16-17). Las siete trompetas están descritas en Apocalipsis 8:6-21. Las siete trompetas son el “contenido” del séptimo sello (Apocalipsis 8:1-5). La primera trompeta causa granizo y fuego que destruye mucha de la vida vegetal en el mundo (Apocalipsis 8:7). La segunda de las siete trompetas trae lo que parece ser un gran meteorito que se precipita en el mar, causando la muerte de mucha de la vida marina del mundo (Apocalipsis 8:8-9). La tercera trompeta es similar a la segunda, excepto que afecta los lagos y los ríos del mundo, en vez del mar (Apocalipsis 8:10-11).

La cuarta de las siete trompetas ocasiona que el sol y la luna se oscurezcan (Apocalipsis 8:12). La quinta trompeta conlleva una plaga de “langostas demoníacas” que atacan y torturan a la humanidad (Apocalipsis 9:1-11). La sexta trompeta libera a un ejército de demonios que matan a un tercio de la humanidad (Apocalipsis 9:12-21). La séptima trompeta da paso a los siete ángeles con las siete copas de la ira de Dios (Apocalipsis 11:15-19; 15:1-8). Las siete copas de juicios se describen en Apocalipsis 16:1-21. Las siete copas de los juicios son el resultado de que las siete trompetas hayan sonado.

La primera copa causa la aparición de dolorosas úlceras malignas en la humanidad (Apocalipsis 16:2). La segunda copa provoca la muerte de todo ser viviente en el mar (Apocalipsis 16:3). La tercera copa causa que los ríos se conviertan en sangre (Apocalipsis 16:4-7). La cuarta de las siete copas ocasiona que el calor del sol se intensifique al grado de quemar y causar gran dolor (Apocalipsis 16:8-9). La quinta copa causa una gran oscuridad y el aumento del dolor por lo que ocasionó la primera copa (Apocalipsis 16:10-11).

La sexta copa seca el río Eufrates para dar paso a los ejércitos del anticristo que se habían reunido para librar la gran batalla de Armagedón (Apocalipsis 16:12-14). La séptima copa resulta en un devastador terremoto seguido por granizos gigantes (Apocalipsis 16:15-21).
Apocalipsis 16:5-7 declara, “Justo eres Tú, oh Señor, el que eres y que eras, el Santo, porque has juzgado estas cosas. Por cuanto derramaron la sangre de los santos y de los profetas, también Tú les has dado a beber sangre; pues lo merecen”…..”Ciertamente, Señor Dios Todopoderoso, Tus juicios son verdaderos y justos”).

Nota: De usted sentir el toque del Señor mediante estos mensajes bíblicos le recomiendo tres pasos: 1.- Visitar una iglesia bíblica, evangélica o pentecostal; 2.- Ponga su emisora cristiana, 1,200 a.m., 1330 a.m., 1440 a.m.; 3. Lea 1 o 2 capítulos diarios de la Biblia; 4.- Ore a Dios el Padre en el nombre de Jesús todos los días con sus propias palabras y su forma sincera de comunicarse… Perseveramos en Cristo asistiendo a la Asamblea de Dios central, Av. Duarte Esq. Eusebio Manzueta. Cultos los domingos de 9:00 a.m., a 10:30 y de 11:00 a.m., a 12:30 p.m. y los miércoles de 7:00 p.m., a 8:30 p.m. Entrada gratis…

 

Por Miguel de J. Ramírez

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar