Cuando todo es digital lo importante es la madurez

Por Arturo López Valerio

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO. – Las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) deben seguir el ritmo que las grandes empresas marcan en el mercado, por lo que deben transformarse digitalmente para mantener su competitividad.

De acuerdo a la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE), las micro, pequeñas y medianas empresas aportan más de un 38% al producto interno bruto (PIB) nacional y movilizan más del 67% de los puestos de trabajo de República Dominicana.

Dado que generalmente carecen de recursos (presupuesto, conocimiento y tiempo), muchos países tienen su entorno de apoyo para ayudar a las Mipymes en este esfuerzo.

Para poder garantizar los tipos correctos de soporte, es crucial evaluar la madurez digital de una empresa.

Hay muchos modelos y herramientas de evaluación para la madurez digital, sin embargo, son modelos teóricos, parciales, orientados a proveedores o adecuados para grandes empresas.

El reto del ecosistema empresarial nacional es abordar el problema de evaluar la madurez digital para las pymes.

Para ello, debe abordarse un modelo multiatributo para la evaluación de la madurez digital de una Mipyme siguiendo el enfoque de investigación de la ciencia del diseño, donde el modelo de atributos múltiples se considera un artefacto de tecnología.

Dentro del ciclo de diseño, se aplica la metodología del experto en decisiones (DEX) que puede conducir a una metodología más amplia de toma de decisiones de atributos múltiples.

El modelo desarrollado es posteriormente validado por un grupo de expertos y actualizado de acuerdo con sus comentarios y finalmente plasmado en casos donde las demás Mipymes de una región o provincia pueden verse reflejados.

Los resultados de un ejercicio pueden demostrar que un modelo de transformación digital para un tipo de empresa o comercio se puede utilizar en situaciones comerciales reales.

Hablar de digitalización sin un modelo que pueda aplicarse a bajo coste a nivel nacional, como parte del proceso de evaluación para la entrega de incentivos a las Mipymes para acelerar su potencial de transformación digital, es un proceso que aún no está completo.

Debemos construir las capacidades para ayudar a evolucionar los modelos de negocio y con el tiempo se adaptará en función del proceso de aprendizaje y la información de retroalimentación.

Para las pymes, un modelo de transformación digital asequible proporcionará información vital sobre dónde se encuentran, cuáles son sus debilidades y qué están haciendo bien en su proceso de transformación digital.

Esta es información útil que les ayudará a priorizar futuras inversiones. En un estudio realizado por la Universidad de Maastricht en el año 2021, mostró que el mapeo de la digitalización en las Mipymes y las empresas con sitios web, son tareas pendientes para el fomento de tranformación digital en el país.

Somos conscientes de que un modelo de medición de la madurez de la tranformación digital podría reflejar la situación específica de cada provincia en el campo de la transformación digital en las Mipymes.

Nuestra limitación como país radica, que solo un número limitado de Mipymes han utilizado algún modelo; en un estudio publicado en este año por la corporación Microsoft, apenas 250 empresas fueron consultadas al abordar el efecto de la aceleración TIC catalizado por la pandemia.

En 2020 se anunció se realizó el lanzamiento de “Chequeo Digital” en el país de la mano del BID, pero sus resultados hasta el momento no han visto la luz del día.

Necesitamos medir muchas más Mipymes para generar un modelo de valor para el ecosistema microempresarial nacional.

Consideramos que esto brindará nuevas oportunidades para un verdadero cambio de paradigma empresarial y desarrollo digital: habilitando, descentralizando y catalizando el desarrollo humano a través del ejercicio empresarial.

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar