Cronología de la crisis en la República Árabe de Siria

Por Vladimir Zaemsky viernes 7 de abril, 2017

Desde el momento en que empezó a agudizarse la situación política en Siria y se desbordaron las protestas antigubernamentales en 2011, en gran medida orquestadas por factores externos, Rusia adoptó una posición constructiva al abogar por el pronto arreglo de las diferencias existentes mediante diálogo pacífico e incluyente entre los propios sirios, sin condiciones previas, ni dictados desde el exterior, y de conformidad con la Constitución de Siria.

Atendiendo a las demandas que presentaron los manifestantes el Presidente de Siria Bashar al-Asad, el 4 de agosto de 2011, decretó la introduccióndel sistema pluripartidista e inició la preparación para elecciones generales. Dado que los radicales no cesaron en sus intentos de desatar la espiral de violencia a través de disturbios callejeros, las autoridades sirias se vieron obligadas a responder con medidas fuertes por parte de los cuerpos de seguridad y el Ejército para mitigar la situación (a finales de 2011 hubo5 mil víctimas del conflicto).

En 2012 aumento en Siria el número de grupos armados que pretendían derrocar al Presidente B.Asad. Además, se infiltraron los primeros grupos terroristas y se intensificó el flujo de mercenarios extranjeros. En circunstancias de enfrentamiento armado las autoridades de Siria implementaron una serie de reformas políticas en el país, tras las cuales, el 7 de mayo de 2012, se celebraron las primeras elecciones sobre bases multipartidarias al Consejo Popular (Parlamento). Ganó el bloque “Unidad nacional” que apoyaba al Presidente B.Asad.

El agravamiento de la situación en Siria, acompañado del aumento del número de víctimas y refugiados, hizo que la comunidad internacional diera pasos más activos en aras de lograr un arreglo pacífico de la crisis. El 30 de junio de 2012, se celebró en Suiza la primera conferencia sobre Siria («Ginebra-1»), en la cual participaron delegaciones de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU (Rusia, China, EEUU, Gran Bretaña y Francia), Turquía, Iraq, Kuwait, Qatar, así como la Alta Representante de la UE para los Asuntos Exteriores y la Política de Seguridad Catherine Ashton y el Secretario General de la ONU Ban Ki-moon. El resultado de esta conferencia fue el comunicado del “Grupo de acciones”, que estableció los principios básicos del arreglo del conflicto: crear un órgano gobernante transitorio formado a base del consenso, que incluyera a miembros del gobierno, los de oposición y otros grupos; una posible reforma de la constitución de Siria; elecciones presidenciales y parlamentarias y formación de nuevos órganos del poder estatal. Rusia participó activamente en la elaboración de aquellos acuerdos los cuales posteriormente fueron saboteados por la oposición y sus patrocinadores externos.

En noviembre de 2012, en Doha (Qatar),varios grupos de opositores residentes en el exterior crearon la llamada Coalición Nacional para las Fuerzas de la Revolución y la Oposición Siria que pretendía posicionarse como el único portavoz de la voluntad del pueblo sirio. Sin embargo, más tarde resultó confirmada su reducida influencia sobre la situación en la RAS, y su influencia in situ.

En agosto de 2013, el conflicto sirio se empeoró aún más cuando aparecieron casos del uso de armas químicas durante los combates en la zona de Guta Oriental (en las afueras de Damasco). Las partes beligerantes echaban la culpa mutuamente. Estos acontecimientos fueron aprovechados por los países occidentales para justificar sus planes de operación militar contra Siria. Gracias a la intromisión activa de Rusia se pudo evitar la intervención extranjera en Siria logrando un acuerdo con las autoridades de Siria sobre la destrucción de sus arsenales químicos. En septiembre de 2013, Siria se juntó a la Convención sobre la Prohibición de Armas Químicas (CPAQ) convirtiéndose en un miembro más de la Organización de la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ).

El 22 de enero de 2014, en la ciudad suiza de Montreux se celebró la segunda Conferencia sobre Siria («Ginebra-2»), en la cual participaron representantes de 39 países y organizaciones internacionales. Dicho evento se diferenció del «Ginebra-1» por la participaron en ésta de delegaciones tanto del Gobierno sirio como de la oposición. En aquella ocasión se materializaron las primeras rondas de negociaciones directas entre ambas, los días25-31 de enero y 10-15 de febrero.

A pesar del conflicto armado en desarrollo, el 3 de junio de 2014, en Siria se celebraron las primeras elecciones presidenciales alternativas, las cuales fueron ganadas por Bashar Al-Asad con 88.7% de votos a su favor. Los EEUU y la UE calificaron las elecciones como ilegítimas y antidemocráticas, mientras que la ONU las clasificó como incompatibles con los acuerdos de Ginebra. Sin embargo, el 28 de agosto de 2014, fue juramentado el nuevo Gobierno, formado en su mayoría por miembros del previo gabinete de ministros. Los principales partidos de la oposición siria interna se negaron a tomar parte en el mismo.

Durante los años 2013 – 2014, el EIIL intensificó sus actividades, apoderándose como resultado de fuertes ataques, de casi la mitad del país y proclamando en dichas zonas la leyislámica (sharia). Desde el 23 de septiembre de 2014, la llamada «coalición internacional» dirigida por Washington comenzó a realizar ataques aéreos a las posiciones del EIIL en el territorio de Siria, sin la debida autorización del Gobierno del país, ni beneplácito por parte del Consejo de Seguridad de la ONU.

El año 2015 se destacó por ser una etapa importante del conflicto sirio. Bajo los auspicios de Rusia en Moscú se llevaron a cabo dos rondas de consultas políticas intersirias, únicas por su alto nivel de representatividad (los días 26-29 de enero y 6-9 de abril), durante las cuales se llevó a cabo un debate concreto sobre la búsqueda de las vías para solventar el conflicto.

Desde enero de 2015, bajo el control de la OPAQ, se practicó la destrucción de las fábricas de armas químicas en el territorio de Siria como también de las sustancias tóxicas de guerra. El 7 de agosto de 2015, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó la resolución 2235 sobre la creación del Mecanismo para identificar a los responsables del empleo de armascon sustancias tóxicas. Se creó una misión conjunta de la ONU y la OPAQ. Para finales de 2015 el proceso de desmilitarización química fue prácticamente concluido.

Atendiendo a la solicitud del Gobierno legítimo de Siria y en estricta concordancia con la Carta de la ONU y los principios del Derecho Internacional, el 30 de septiembre de 2015, las Fueras Aéreas y Espaciales de Rusia comenzaron la operación antiterrorista contra el EIIL en Siria. El ejército ruso se incorporó al conflicto en un momento crítico, faltando un par de semanas para la toma de Damasco por combatientes del EIIL.

Las acciones enérgicas de las fuerzas rusas cambiaron de manera drástica el teatro de operación lográndose la liberación de centenares de poblaciones, incluyendo la ciudad de Alepo, emancipada el 22 de diciembre de 2016. “La industria petrolera” del EIIL y del “Frente-al-Nusra”, así como unagran cantidad de equipos militares, campos de entrenamiento y fuerzas vivas de los terroristas han sido destruidos por militares rusos.

En octubre de 2015, en Viena se creó el Grupo de Asistencia Internacional a Siria (GAIS), copresidido por Rusia y EEUU y formado por más de 20 Estados y organizaciones internacionales: China, Arabia Saudí, Egipto, Francia, Italia, Alemania, Reino Unido, Irán, Jordania, Líbano, Omán, Qatar, Turquía, Emirates Árabes Unidos, la Liga Árabe, la ONU y la UE. El cometido del mismo es buscar solución del conflicto sirio. Como resultado de la reunión del GAIS el 14 de noviembre de 2015,se elaboró el Plan de arreglo político en Siria, refrendado luego en la Resolución del Consejo de Seguridad de la ONU 2254 que prevía el armisticio, comienzo del proceso político, creación de un gobierno de transición, elaboración de una nueva Constitución y celebración de elecciones. Según esa “hoja de ruta” por el período de un año y medio, a más tardar en enero de 2016,debióempezar el diálogo político directo entre el Gobierno y la oposición de Siria. Las consultas que el Sr. Stefan de Mistura trató de iniciar en Ginebra se acabaron antes de comenzar.

A partir de febrero de 2016, bajo auspicios de las Fuerzas Aéreas y Espaciales de Rusia ha venido funcionando el Centro de conciliación de las fuerzas enemigas en la República Árabe de Siria, las actividades del cual permitieron alcanzar acuerdos con más de mil poblaciones y alrededor de 100 grupos armados. Desde el pasado 29 de diciembre fue declarado el cese al fuego. Además, a partir de 2016, Rusia lleva a cabo una operación humanitaria de gran escala orientada aapoyar y ayudar a la población civil. Al mismo tiempo, fueron desplegados varios hospitales móviles.

Los pasados días 23 y 24 de enero, en la ciudad de Astana (Kazajstán) se celebró la Reunión Internacional sobre Siria, en la cual participaron representantes del Gobierno sirio y los de los grupos armados de la oposición. Rusia, Turquía e Irán, así como el Representante Especial del Secretario General de la ONU sobre Siria Stefan de Mistura asumieron el papel de garantes de dichas negociaciones (además, en calidad de observador participó el embajador de EEUU en Kazajstán).

Los resultados básicos de la Reunión son los siguientes. Por primera vez tuvo lugar una conversación directa entre el Gobierno de Siria y líderes de los grupos armados de la oposición, es decir, dialogaron dos lados que combaten militarmenteel uno contra el otro in situ. Este tipo de contacto no se había realizado nunca antes. En otros encuentros solamente líderes de la llamada oposición política participaron en eventos y reuniones orientadas a fomentar la solución pacífica del conflicto en Siria.

Segundo. La delegación de Rusia llevó a cabo encuentros directos con dichos grupos armados de la oposición siria con el fin de ventilar las perspectivas de lucha conjunta contra los terroristas en Siria, sobre todo contra mercenarios del EIIL. Las pláticas revelaron que el Ejército sirio, apoyado por las Fuerzas Aéreas y Espaciales de Rusia, y los grupos armados de la oposición podrían unir esfuerzos y librar una operación mancomunada contra los campamentos y bases militares del EIIL con el fin de liberar los territorios todavía controlados por terroristas.

Al mismo tiempo, se reconfirmo el compromiso de cumplir el cese al fuego, lo que había sido acordado durante las negociaciones entre el Gobierno de Siria y la oposición armada bajo la mediación de Rusia y Turquía. Un paso más hacia lograr esta tarea fue la creación por parte de Rusia, Irán y Turquía de un comité tripartito para monitorear comunicaciones sobre presuntas violaciones de alto el fuego.

Se acordó que la oposición armada participará a la par con la oposición política en todas las negociaciones y/o eventos futuros dirigidos a promover el arreglo pacífico del conflicto en Siria conforme a las resoluciones de la ONU. Los participantes de la Reunión hicieron hincapié en que la crisis siria no pueda ser resuelta por la vía bélica, sino a través de un proceso político y diplomático. Lo primordial es que los líderes de la oposición armada apoyaron este compromiso.

Además, a los participantes de las negociaciones les fue presentado el borrador de una nueva constitución de Siria, elaborado por expertos rusos y árabes.

Tras la reunión de Astana el Canciller de Rusia Sergey Lavrov recibió en Moscú una delegación de importantes líderes de la oposición política siria con el fin de intercambiar opiniones sobre los acuerdos logrados en Kazajstán

Actualmente las negociaciones en Astana se han convertido en una mesa de diálogo permanente, cuyas rondas siguen en desarrollo, dando una verdadera oportunidad de trazar la solución pacífica de la crisis en Siria.

 

Comenta