Crónica del presente: ¡Vámonos con Dios!

Por El Nuevo Diario

En innumerables ocasiones el autor de esta columna se ha referido a unos de los libros más importantes que se han escrito, no solamente en este país, sino en la historia de Hispanoamérica; ¨Composición Social Dominicana¨, obra de extraordinario valor, del Gran Maestro Político Dominicano y de América Juan Bosch. En nuestras manos tenemos un ejemplar de la decimo cuarta edición, de este libro, editada por Alfa y Omega, la impresora de aquel amigo recordado siempre que fue Miguel Coco.

Esta edición, fue realizada en  1984, hace 36 años y tienen que haberse editado después de esa fecha 35 o 40 ediciones porque es un libro de texto, de las escuelas secundarias de nuestro país. Juan Bosch escogió al autor de esta  columna para presentar la primera edición de ella que salió en febrero de 1970

De los 54 libros de Juan Bosch, el autor de esta columna presentó en diferentes ocasiones 48 de esos libros, escogido, siempre por quién era no solamente el Ex Presidente de la República y Presidente del PRD y mas luego fundador, organizador y guía del Partido de la Liberación Dominicana, que ha gobernado por espacio de veinte años a la República Dominicana. No gusta a quien escribe esta crónica, hacer referencia a los 22 años en la que actuamos bajo su liderato, como asistente personal y junto a él y otros compañeros, fundador de ¨Vanguardia del Pueblo¨, el periódico político más importante de nuestro país, el cual dirigimos en cuatro ocasiones, desempeñando también, como miembro del Comité Central del PLD, las funciones de Secretario de Actos y Secretario de Prensa y Propaganda, dos de las Secretarías más importantes de nuestro Partido. ¨Composición Social Dominicana¨ es el mejor consejero, el más autentico, para los que ejercen esa profesión de políticos.

Ese libro nos enseñó a conocer más allá, en términos sociales y científicos, la composición del pueblo dominicano que aunque habla el idioma español y tiene hábitos y métodos de vida iguales a otros pueblos de hispanoamérica, no actúa ni piensa de igual manera, aunque no sea más que en el orden religioso, como fervorosos Cristianos Católicos. En la República Dominicana desde su génesis, no se implantó la esclavitud como en otros pueblos de América, y esos aspectos de nuestra historia, lo conversamos, ampliamente con Juan Bosch, cuando regresó de España en 1970, relatándole que con Rafael Trujillo Molina, conversamos  en su propiedad de Najayo en San Cristóbal, en presencia del

Lic. Fortunato Canaán, Senador de la República, quedando sorprendido Trujillo, cuando le informamos que en nuestro país la esclavitud no había sido tan profunda y cruel, como lo fue en otros pueblos de América, que lo que existía realmente era una servidumbre patriarcal que fue la que generó, ese color mulato de la inmensa mayoría de nuestro pueblo.

Ese pueblo indómito, valiente, heroico y temerario es que hay que aprender a gobernar, para no generar rencores y dolores en su inmensa mayoría como lo impuso el PLD en los 20 años que dirigió sus destinos. Juan Bosch, Maestro , Líder y Guía por tantos años, condensó en ¨Composición Social Dominicana¨ las características que hemos pregonado en infinidad de ocasiones en nuestra vida pública, no solamente en los libros que hemos escrito, sino también en las conferencias y comparecencias, en entrevistas radiales y televisivas, en más de 50 años de vida pública, como maestro periodista y abogado. Y por eso repetimos para los que nos gobiernan lo tengan presente ¨¡Vámonos Con Dios!¨.

 

 Por Euclides Gutiérrez Félix

Comenta